5 ideas de negocio que puedes montar en un contenedor marino

Usar contenedores como infraestructura para acoger un negocio se ha puesto de moda. Por un lado, te ahorras la obra civil y, por otro, se presta a una fácil ampliación modular. Estas son cinco ideas de negocio que se desarrollan ya dentro de un contenedor.

idea

Una tienda de conveniencia 

Es España los primeros en aprovechar un contenedor para abrir una tienda de conveniencia han sido los fundadores de Ghop. Aquí se han especializado en la creación de tiendas inteligentes de construcción modular que abre las 24 horas del día para la adquisición de artículos de conveniencia, esencialmente bebidas y alimentos, aunque también venden productos de higiene o limpieza. 

Según explica Víctor de Haro, uno de los cofundadores, poco o nada tiene que ver la experiencia que reciben los consumidores en estas tiendas con un servicio de vending. Aquí acceden a la tienda -a través de un código QR que le abre la puerta después de identificarse- y cogen y tocan todos los productos, práctica que suele incitar a la compra de artículos en principio imprevistos. 

Hablamos de establecimientos de, aproximadamente, 15 metros cuadrados que acogen entre 250 y 300 referencias. Una vez realizada la compra, el cliente deposita todos los artículos en un cajón, sin necesidad de escanearlos uno a uno, y el sistema calcula el importe que se paga con tarjeta sin necesidad de esperar cola.

Funcionan también como tienda de cercanía dado que, al ser tan pequeñas, se pueden extender de forma muy capilar por numerosos barrios y ciudades. Otra opción es instalarlas dentro de otras infraestructuras ya en funcionamiento, como pueden ser los hospitales, un parque empresarial o una estación de servicio.

Un gimnasio

Fue la idea original de Cubofit donde encontraron en un contenedor marítimo el receptáculo ideal para albergar el equipamiento de un gimnasio portátil que permite a los usuarios practicar deporte al aire libre. Se trata de un gimnasio de 10 o 20 pies que tanto puede ser fijo como transportable, otra de las ventajas de este tipo de instalaciones que permiten trasladar el negocio y ubicarlo en las zonas que mejor funcionan según las temporadas. Además, su montaje requiere solo de 10 minutos.

Aunque pueden explotarse como negocio particular, también es frecuente negociar con los distintos Ayuntamientos e instituciones públicas para ofrecer a los ciudadanos la posibilidad de practicar ejercicio outdoor como un servicio público. 

En España es frecuente encontrarlos ya distribuidos por las principales playas, parques y plazas públicas ofreciendo la posibilidad de practicar deporte a demanda. Muchos de ellos incorporan ya su capa de digitalización permitiendo así hacer la reserva y el pago online, una opción interesante si se tiene en cuenta que hablamos de gimnasios tutelados por entrenadores profesionales.

Viviendas

Casas container también llamadas casas prefabricadas hechas a base de contenedores marinos que, además de construirse en poco tiempo, pueden llegar a ser un 40% más económicas que las casas convencionales. Contribuyen, además, de forma notable a la sostenibilidad del planeta teniendo en cuenta que el de la construcción es uno de los sectores que más residuos genera.

En la parte negativa, cabe citarse las estrecheces de este tipo de viviendas por los que algunos recurren a este tipo de construcción para su disfrute vacacional o de fin de semana combinando varios contenedores para ampliar espacios y subir alturas.

Los contenedores son estrechos y tienen las alturas muy limitadas. Por lo tanto, requiere de más imaginación y más esmero para diseñar los espacios que van a haber dentro de la vivienda. Aun así una solución es que se combinen diferentes contenedores para variar las alturas y aumentar los espacios. 

Empresas que, en España, se dedican a construir viviendas o oficinas con contenedores marinos existen ya varias, como Almi Homes,  MovingHome o Custom Home.

Una granja

Freight Farms es una empresa de tecnología agrícola con sede en Boston y fue la primera en fabricar y vender granjas en contenedores: sistemas de cultivo hidropónico adaptados dentro de contenedores de carga intermodales. 

Freight Farms también desarrolla farmhand, una plataforma de software de gestión y automatización de granjas hidropónicas, y la red conectada más grande de agricultores hidropónicos del mundo. La empresa ha instalado más de 200 granjas en todo el mundo, en nombre de particulares, empresarios, campus educativos y corporativos y agricultores de suelo. Como ellos mismo afirman, su misión es “crear una infraestructura global para revolucionar el acceso local a los alimentos”.

Los contenedores refrigerados cuentan con un aislamiento que permitiría mantener las condiciones ambientales internas durante todo el año y en cualquier lugar. 

La idea de negocio ha sido ya replicada en España con empresas como Vertical Green donde también han convertido los típicos contenedores de transporte marítimo en unidades autónomas de cultivo vertical por aeroponía, donde las plantas se cultivan sin hacer uso de suelo, con sus raíces suspendidas en el aire. 

Una barbería 

A la empresa leonesa Beardburys se le atribuye el primer barber-container que se pudo ver en España en el año 2018. Se trata de una marca de cosmética masculina que se hizo famosa por lanzar el primer champú para calvos y que está ya presente en más de 30 países. 

Habitualmente, Beardburys aterriza en el Salón Look Madrid con su icónico container marítimo transformado en una original tienda de productos de barbería bajo el concepto barbershop-container que no deja indiferente a nadie. El mismo formato lo usan también para asistir a ferias especializadas y para hacer giras internacionales