Invertir en habitaciones de hotel: un negocio con alta rentabilidad

El negocio de invertir en habitaciones de hotel deja altas rentabilidades anuales y no requiere ningún tipo de trabajo.

Invertir en habitaciones de hotel: un negocio interesante en 2022

Plazas de garaje, locales comerciales, viviendas de segunda mano… Las posibilidades para hacer negocio en el mercado inmobiliario son cada vez más amplias. En este contexto, invertir en habitaciones de hotel se suma a la lista de oportunidades para 2022, con un mercado poco explotado en España pese a sus altas rentabilidades.

Invertir en habitaciones de hotel es relativamente sencillo. Las cadenas hoteleras ponen a la venta estos espacios, que suelen constar de un baño y la propia habitación, y se reservan el derecho de explotación. Así, es el propio hotel el que se encarga de todo el trabajo diario, a cambio de una comisión que proviene de los pagos de sus clientes. En estos casos, el inversor recibe una renta mensual sin realizar ningún trabajo.

En España, este modelo está sin explotar por completo, aunque son varias las cadenas que buscan personas para invertir en habitaciones de hotel. Eso sí, no es un negocio barato, ya que requiere de un importante desembolso inicial y su rendimiento es muy dependiente de la zona o la temporada turística.

Las condiciones para invertir en habitaciones de hotel

Los precios a los que se puede invertir en habitaciones de hotel suelen ser elevados, aunque son una interesante opción para obtener un rendimiento del mercado inmobiliario como alternativa a la compra de una segunda vivienda.

Por ejemplo, una habitación de 30 metros cuadrados con baño en el hotel Meliá Castilla de Madrid cuesta 131.000 euros, tal y como se muestra en un anuncio que la cadena hotelera ha publicado recientemente en Idealista. En la publicación se especifica que su modelo está pensado “solo para inversores, ya que la explotación es gestionada por el hotel”.

Aunque las condiciones para invertir en habitaciones de hotel son variables, el modelo tradicional, que se da con más frecuencia en el extranjero, consiste en el reparto a la mitad de los ingresos generados con las pernoctaciones en la habitación. En otros casos, a este acuerdo se suma el derecho del propietario a pasar un periodo de tiempo determinado en la habitación cada año, algo interesante en el caso de los destinos vacacionales.

La cadena hotelera Meliá permite invertir en habitaciones de hotel en Madrid por un precio que ronda los 130.000 euros.

Volviendo al ejemplo del hotel Meliá Castilla de Madrid, el precio de la noche ronda los 150 euros. Teniendo en cuenta que es uno de los alojamientos más concurridos de la capital, su ocupación media podría situarse en el 70%, unos 21 días anuales. Estos datos arrojarían unos ingresos brutos de 3.150 euros mensuales para la habitación.

Descontando los gastos y el reparto del beneficio con la cadena hotelera, el propietario podría obtener rentas superiores a los 1.000 euros mensuales, entre el 7% y el 10% de rentabilidad anual, lo que demuestra lo interesante de invertir en habitaciones de hotel. Todo ello, por supuesto, sumado a una posible venta futura.

Los riesgos de invertir en habitaciones de hotel

Como todo negocio, invertir en habitaciones de hotel no está exento de riesgos que debes conocer antes de lanzarte a la aventura. El primero tiene que ver con la propia idiosincrasia del negocio hotelero, y es la ocupación. En este sentido, habrá meses en los que cobrarás más y otros en los que menos, añadiendo el riesgo de que una situación como la pandemia deje tus ingresos a cero, una situación que no se da en otro tipo de inversión inmobiliaria.

Además, invertir en habitaciones de hotel puede ser peligroso si necesitas recuperar tu inversión rápidamente. Tal y como explican desde Oi Realtor, “En general, si quieres vender, debes recurrir a los requisitos que impone la empresa gestora, que puede tardar en encontrar a un comprador rápidamente. Con lo cual, como en toda inversión inmobiliaria, no tiene una pronta liquidez”.

Además, antes de plantearte invertir en habitaciones de hotel, debes tener en cuenta la regulación de tu comunidad autónoma. Por novedoso, muchas administraciones aún no han elaborado un marco legal sobre este tipo de situaciones, por lo que podrías verte desprotegido como inversor.