La batalla de David contra Goliat que se libra en la nube

Goliat son Amazon Web Services o Microsoft Azure, David es Jotelulu, el lugar en la nube que ha creado David Amorín para hacer accesibles los servicios de cloud a todas las pymes y microempresas.

Jotelulu es un ecosistema de servicios en la nube

Jotelulu es una plataforma orientada a empresas de IT para que ofrezcan servicios en la nube a sus clientes corporativos y faciliten su transición al entorno digital. La idea de su creación corresponde a David Amorín, CEO y fundador de Jotelulu, empeñado en proveer de servicios en la nube a todas las pymes y pequeñas empresas dentro del ecommerce, retail, construcción, asesoría, energía o cualquier otra actividad.

La empresa nace en octubre de 2019, después de tres años de desarrollo, y se dirige a los administradores de sistemas, es decir, esos equipos que la mayoría de las pymes suelen contratar para que se encarguen de todo lo referente al sistema informático de la organización, desde la adquisición de equipos, hasta el mantenimiento o la instalación de servidores. Hasta ahora, estos intermediarios obtenían parte de sus beneficios mediante la venta de hardware y software, de aquí que “muy pocos se hayan preocupado por impulsar la migración a los entornos del cloud computing”, explica Amorín. Aunque la adopción de los servicios en la nube ha ido creciendo a lo largo de los últimos años, todavía son muchas más las grandes empresas que hacen uso de ellos (más del 62%) que las medianas y las pequeñas (solo un 6% según los datos que baraja Amorín).

La causa de la desproporción radica, ya se ha dicho, en el temor de los administradores de sistema a perder sus márgenes de beneficio y a la complejidad que muchas veces encuentran a la hora de hacer la migración con soluciones como las que proponen Amazon y Microsoft, además del elevado precio. En todas estas debilidades, detectó Amorín de talón de Aquiles de los Goliat y su oportunidad de negocio.

Un ecosistema propio creado desde cero

“A los administradores de sistemas no los puedes sacar de la ecuación porque ellos son los que se encargan de aconsejar a sus empresas clientes. Una vez detectados sus pains, lo que hacía falta era proporcionarles una solución más sencilla -sin curva de aprendizaje- y rentable. Eso es lo que les ofrecemos en Jotelulu. Ajustando mucho nuestros propios márgenes, hemos creado desde cero un ecosistema propio en la nube que en este momento está dando servicios a los proveedores por 75 euros al mes para que puedan beneficiarse de ellos las empresas de pequeño tamaño”. De esta manera, en menos de un año, han conseguido captar a 100 clientes con perspectiva de llegar a 200 cuando acabe el año.

“Nuestro objetivo siempre fue crear algo que ayudase al Administrador de Sistemas, uno de los roles más transversales dentro de la compañía y uno de los mayores responsables de la operativa diaria… algo que le resultase fácil y rentable, que les compensara la venta, cada vez menor, de software y hardware y que, a la vez, facilitase la digitalización de las empresas”, dice Amorín.

Asimismo, van dotando a la plataforma de distintas funcionalidades al objeto de que sus partners puedan escalar el negocio gestionando más clientes con los mismos recursos y de forma más controlada. Entre estas funcionalidades ya introducidas pueden citarse el Servicio Escritorio Remoto, el cual permite desplegar un entorno de trabajo virtual para múltiples usuarios de manera que puedan ejecutar todas sus aplicaciones desde cualquier dispositivo y ubicación; el Backup Online con el que se 

realizan Copias de Seguridad en la nube o local de la datos que tengan tus equipos informáticos y garantiza una copia de la información en caso de recuperación de datos. Otra que lanzarán en breve es la Centralita Virtual Profesionaliza para la atención telefónica de la empresa. Y así hasta 13 productos adicionales que tienen previsto ir sacando al mercado durante los próximos meses.

¿Por qué es el momento ideal para migrar a la nube?

Las previsiones de Jotelulu de pasar de 100 a 200 clientes en tan solo unos meses hay que asociarlas al comportamiento que han tenido las empresas a raíz de la pandemia y el fuerte impulso que ha acarreado para el teletrabajo. Ahora que las organizaciones se han dado cuenta de que pueden seguir funcionando con los trabajadores deslocalizados, sin oficinas, sin servidores… es un buen momento para ahorrarse todos esos costes fijos y migrar toda su información y documentación relevante a la nube. Otro argumento de peso es la fragilidad de los sistemas informáticos que han demostrado muchas empresas -no solo las pequeñas- las cuales han sufrido accidentes como pérdida de contenido sensible o hackeos que ponen en entredicho la seguridad de la compañía y su compromiso con la protección de datos. “Nada de esto les hubiera pasado con Jotelulu”, concluye el CEO.