¿Un maniquí? ¿Seguro?

Una empresa estadounidense, Moving Mannequins, ha diseñado una colección de maniquíes que reproduce, en algunos casos de forma escalofriante, la textura de la piel, la pigmentación y los ojos de un ser humano. La empresa se ha puesto como meta ofrecer a las tiendas maniquíes que sean “capaces de expresar emociones”, además de servir de percha para las últimas colecciones de moda.