Matemáticas para niños con tecnología

Sesiones de 15 minutos al día y con el punto de mira tanto en colegios como en padres. Este es el modelo de Smartick.

La formación online cada vez es más frecuente en personas adultas, pero no tanto para alumnos escolares. Sin embargo, a Daniel González y Javier Arroyo ese sector les resultaba el más apto para explotar. Con los malos resultados de los niños españoles en la mayoría de informes internacionales (TIMSS o PISA) decidieron diseñar una herramienta que les sirviera de apoyo y crearon Smartick. Se trata de un método para el aprendizaje de matemáticas enfocado a niños de entre 4 y 14 años, que se adapta a cada estudiante teniendo en cuenta sus conocimientos y su rendimiento individual a través de tareas que se realizan en su página web.

«Se puede trabajar desde un ordenador o tableta y está desarrollado con las tecnologías más modernas en lenguajes de programación, inteligencia artificial y análisis big data, por un equipo multidisciplinar de ingenieros, programadores, matemáticos, profesores, psicólogos y pedagogos», explican González y Arroyo, Ingeniero Industrial y economista respectivamente que ya contaban con experiencia previa en el mundo online. Para ello invirtieron unos 300.000 euros para poner en marcha el proyecto, destinados fundamentalmente a I+D, y reinvirtiendo beneficios hasta alcanzarl el millón de euros.

Las sesiones, de 15 minutos diarios, están enfocadas a que los alumnos aprendan a pensar y razonar con problemas de lógica, además de ir acompañado de juegos educativos para después de terminar con la sesión diaria. Los niños trabajan de forma autónoma con correcciones automáticas e inmediatas, y los padres o profesores reciben un informe con los resultados obtenidos ese día. Está concebido como un apoyo extraescolar, orientado tanto a padres como a profesores y colegios.

Antes de lanzar el producto, pusieron en marcha un programa piloto junto con la Comunidad de Madrid en el curso 2010/2011 en el que participaron más de 1.000 niños en 33 colegios distintos. En sólo 3 meses de uso el 94% de los alumnos mejoró su capacidad de cálculo, el 70% incrementó su nota de matemáticas y más de la mitad la del resto de asignaturas. Con esos resultados, sólo les faltaba sacarlo al mercado.

El precio de Smartick oscila entre los 25 y los 39 euros al mes por niño (el precio es diferente si se trata de una familia con varios niños o un colegio), un modelo de suscripción que en 2013 les supuso una facturación de 480.000 euros. Para este año esperan superar el millón de euros y ya tienen la mirada puesta en la internacionalización, ya que están adaptando la plataforma al español latinoamericano y preparando traducciones en inglés y en portugués. Mientras tanto siguen mejorando y ampliando la herramienta diariamente, ya que como ellos mismos dicen, con un producto tecnológico así, si dejas de dar pedales, te caes de la bicicleta.

www.smartick.es