Oportunidad de negocio: el gran momento para comprar una vivienda

Los bajos tipos de interés en las hipotecas permiten afirmar que el mercado inmobiliario es una interesante oportunidad de negocio en el corto plazo.

Oportunidad de negocio: el gran momento para comprar una vivienda

Los bajos tipos de interés en las hipotecas, provocados por la crisis derivada de la pandemia, han convertido al sector inmobiliario en una interesante oportunidad de negocio. Sin embargo, estas provechosas condiciones para comprar una vivienda podrían tener los días contados, teniendo en cuenta el ritmo de recuperación de la economía.

Por otro lado, los datos indican un crecimiento de los precios -hasta un 2,4% entre abril y junio-, y los expertos prevén que sigan aumentando durante los próximos meses, lo que convierte al sector inmobiliario en una interesante oportunidad de negocio. “Seguirá aumentando, ya lo estamos viendo en otros países como Estados Unidos y Holanda donde ha escalado un 18%”, afirma José García Montalvo, catedrático del Departamento de Economía y Empresa de la Universidad Pompeu Fabra, en El País.

A diferencia de épocas anteriores, la compra de una vivienda como inversión de futuro también es una oportunidad de negocio fuera de las grandes ciudades españolas. Prueba de ello es un informe de Fotocasa que muestra cómo las provincias con una mayor rentabilidad por alquileres son Huelva, Murcia, Toledo, Sevilla, Almería, Valencia y Castellón, con rendimientos cercanos al 8%.

A pesar de ello, los expertos recomiendan la seguridad de las grandes ciudades, como Madrid o Barcelona. Ambas crecen en empleo y población, lo que las sitúa como una oportunidad de negocio más segura para invertir, aunque las rentabilidades por alquiler sean menores en el corto plazo.

Comprar, reformar y vender: otra oportunidad de negocio muy lucrativa

Aunque la oportunidad de negocio más tradicional es la de comprar una vivienda para alquilarla a lo largo de los años, cada vez es más común encontrar otras opciones que pueden dejar grandes rendimientos en poco tiempo. Una de ellas, cada vez más común, consiste en comprar una vivienda para reformarla y venderla después por un precio superior.

Sin embargo, esta oportunidad de negocio conlleva ciertos riesgos y condiciones. En primer lugar, para que el negocio sea rentable es necesario disponer del dinero para comprar la vivienda por adelantado. Pedir un préstamo o una hipoteca al banco para su adquisición aumentaría significativamente los costes de la operación, y no contar con el efectivo suficiente podría generar problemas si la reforma de la vivienda termina valiendo más de lo que se piensa.

Por otro lado, es necesario saber que, cuanto más antigua y en peor estado se encuentre la vivienda que se quiere comprar, más riesgo supondrá para el negocio. Este tipo de inmuebles, si bien suelen ser más baratos, suelen requerir de una obra más larga y, por lo tanto, costosa. En este sentido, los expertos recomiendan “tener en cuenta que, cuando se compra un piso, el estado del edificio no debe ser malo”.

A pesar de lo riesgoso de estas operaciones, el sector de las reformas vive un momento dorado tras la pandemia. Así lo explicaba Enric Aparici, cofundador y director general de Aquí Tu Reforma, durante la Feria Virtual de Franquicias organizada por Barbadillo y Asociados y Emprendedores. “Cuando las cosas van mal, la gente no compra pisos, pero los reforma. Cuando las cosas van bien, la gente compra, pero al tener un parque tan envejecido, después de la compra las reforma”.

Gestionar Cookies