+

Platanomelón, mucho más que una tienda erótica

La tienda online de juguetes eróticos no solo ha roto tabúes y prejuicios, también ha implementado un modelo de gestión diferencial que la ha situado, en ocho años, como líder del sector.

Anna Boldú Platanomelon

Los sex shops en España se asociaban a lugares oscuros y morbosos hasta 2014, el año en que aparece Platanomelón. Esta tienda online de juguetes eróticos nació para romper tabúes y prejuicios sobre un tema tan natural como es el sexo, proporcionando no solo productos de alta calidad a precios asequibles, sino también información rigurosa y profesional sobre el bienestar íntimo. 

Desde el principio, su objetivo ha sido mejorar la calidad de vida de las personas a través de una mayor complicidad con su sexualidad, según explica Anna Boldú, co-fundadora. “Platanomelón nace para democratizar la felicidad y el bienestar de las personas a través de fomentar la autoestima y mejorar la complicidad con la pareja, transmitiendo la visión de que el sexo es algo tan natural como salir a cenar, ir al cine o hacer deporte”. 

Desde España y México a Europa y Latinoamérica

Sobre el papel, la idea de Platanomelón era buena y rompedora. Una vez aterrizada en el mercado y en vista de los resultados, ha demostrado ser también necesaria, pues había una gran audiencia esperando a que se hiciera realidad. 

“Los sex shops en España no se caracterizaban por responder a las necesidades y deseos de todas las personas –cuenta Boldú–. Se dirigían a un público muy específico, dejando sin muchas opciones a quienes querían experimentar con su sexualidad, pero no se veían reflejados en este tipo de comercio. Por eso, ofrecer una alternativa mucho más fresca y cercana era algo que tenía sentido”. 

Hoy, ocho años después, Platanomelón cuenta con ecommerces en España y México, país en el que en algo más de un año ya se han posicionado firmemente, pero sus productos se pueden comprar desde distintos países de Europa y Latinoamérica. “Al ser una tienda online, puedes investigar y obtener mucha información sobre todos  los juguetes sin sentirte cohibido por la vergüenza, que esperamos se reduzca con el tiempo, de preguntar”.

Para su fundadora, el éxito ha sido posicionar la empresa más allá de una marca de juguetes eróticos. “Hemos conseguido generar un movimiento social y situarnos como referentes de educación sexual en España, por nuestro contenido en redes sociales y por la comunidad que hemos creado alrededor de la sexualidad, e incluso también por la creación de nuestro libro ¡Entérate!

Más de 3 millones de seguidores en redes sociales

Boldú recuerda varias situaciones que han conseguido hacer sentir al equipo orgulloso. Entre ellas, destaca el lanzamiento en 2020 de Mambo, su succionador de clítoris en el que trabajaron durante muchos años. No solo lo pusieron de moda, también consiguieron emitir un anuncio de un juguete erótico. “¡Un spot en televisión! Algo con lo que era imposible soñar hace no tanto tiempo”. 

Otro momento que celebran es que ya son más de tres millones de seguidores en redes sociales, la mayor comunidad de habla hispana alrededor del sexo. “¡Se dice pronto! –exclama Boldú–. Y no son solo seguidores, son personas que confían en nosotros para informarse sobre sexualidad, para descubrirse, que nos comparten sus dudas y sus inquietudes y que confían en nosotros a la hora de adquirir sus juguetes eróticos. Nos hemos convertido en referentes para esta comunidad”. 

En torno a ella se mueven, especialmente, mujeres jóvenes de entre 25 y 35 años, con o sin pareja, desterrando así otra de esas creencias sobre el sexo tan alejada de la realidad. “Un error muy común es asumir que la gente que se compra un juguete erótico lo hace porque está soltera. Nada más lejos de la realidad. Los juguetes son un gran complemento que puede añadir diversión en las relaciones y que pueden ayudar a trabajar la complicidad”. 

Anna Boldú, fundadora de esta compañía.

Con el foco en los clientes, la calidad y el diseño

En el catálogo de Platanomelón podemos encontrar cientos de productos de su marca propia, que diseñan y desarrollan con el foco puesto en sus clientes, a quienes consideran el centro de todo. Por ellos están al tanto de las tendencias, mejoran lo que se puede mejorar, se aseguran de que cada producto cumple con las expectativas, ofrecen diferentes artículos que cubran diferentes necesidades o deseos…. 

Otro factor clave en el éxito de la empresa es el alto compromiso con la calidad de los materiales, de las formas, las texturas, el funcionamiento… También con el diseño del packaging y de los productos, todo según su imagen de marca, creando juguetes ‘amigables’, que no sean excesivamente realistas, pero en los que no falten los colores vivos. La intención es que representen lo que es el sexo para ellos: algo natural y divertido. En los envíos, eso sí, discreción total.

I+D, atención al cliente y un equipo de sexólogas

Para conjugar estos tres factores (clientes, calidad y diseño), es fundamental la labor del departamento de I+D, quienes están atentos a las tendencias del sector y desarrollan nuevos productos con la finalidad de responder a las necesidades del mercado. También, que este trabajo se realiza junto con un equipo de sexólogas, un factor clave para poder ofrecer la calidad necesaria en los productos, así como la información sobre educación sexual que acompaña a cada uno.

¿Cómo podemos resumir lo que hace Platanomelón? «Desde la empresa nos gusta remarcar que cuando compras un juguete de nuestra marca, no solo recibes un producto erótico, sino toda una experiencia. Te llegará un folleto explicando el funcionamiento del juguete y también habrá información educativa y consejos sobre diferentes temas, por ejemplo: sobre el clítoris, sobre el punto G, sobre el orgasmo masculino…”.

Y es que, en la compañía son conscientes de que muchas de sus usuarias nunca han probado un juguete y lo están adquiriendo con ellos por primera vez; también, que al ser una tienda online, el producto no puede tocarse ni verse en primera persona. Por eso, toda la información que facilitan les parece poca. 

Desde la web, por ejemplo, ofrecen la mayor cantidad de detalles posibles en cuanto a material, medidas, formas de uso, imágenes… Incluso los interesados pueden echar un ojo a las reviews de otras personas que han adquirido el juguete en concreto que están mirando. Pero, si necesitan resolver dudas de manera personalizada, está el equipo de atención al cliente, con profesionales que acompañan y asesoran en todo el proceso de compra.

Con total privacidad, recomiendan lo que más le puede interesar a cada persona dependiendo de sus gustos y necesidades, y lo hacen a través del chat de la web, por teléfono, el email o las redes sociales. Estos canales les permiten, a su vez, recopilar un feedback increíblemente útil para poder seguir respondiendo a las dudas y necesidades de su comunidad. Porque si otra cosa se le da bien a Platanomelón es conectar con ella, especialmente, en redes sociales. 

La imprescindible colaboración con influencers 

Como marca digital nativa que es, Platanomelón se siente cómoda en Instagram, YouTube, Tik Tok, Twitch, Twitter y Facebook. Desde estas plataformas generan a diario contenido fresco, natural y de calidad. También fomentan la conversación y el debate, aprovechando la bidireccionalidad que ofrecen para relacionarse directamente con su audiencia y conseguir que su mensaje llegue lo más lejos posible. 

En este sentido, Boldú señala que otro de los aciertos de su gestión del sex shop online ha sido apoyarse en grandes influencers. De hecho, asegura que estas sinergias han aportado un gran valor a la empresa. “El papel de las embajadoras de la marca es súper importante en nuestra misión. Son artistas, creadoras de contenido, humoristas… que comparten nuestros mismos objetivos, nuestros mismos valores. Nos ayudan a generar debate e intentar romper con los tabúes y prejuicios aún vigentes en torno al sexo”.

De cara al futuro, tienen en mente seguir a la vanguardia, manteniendo la calidad de sus productos y con la mira puesta en nuevos países donde seguir derribando tabúes. De momento, disfrutan del éxito que significa que cada día cientos de personas confíen en ellos para dejarse aconsejar sobre juguetes eróticos y haberse convertido en una fuente de referencia en educación sexual. “Para nosotros es tan importante que disfrutes del juguete que te llega, como que te conozcas a ti mismo y puedas vivir tu sexualidad de la forma más plena posible, con o sin juguetes”, concluye Boldú.