Tendencias de consumo en el sector del fitness

O cómo impulsar un segmento en pleno auge online y con dificultades en su modelo más tradicional

El sector del fitness ha dado un giro de 180 grados en pocos meses por efecto del Covid, que ha generado nuevas rutinas y hábitos de consumo. Gympass, la plataforma líder de corporate wellness, nos cuenta las nuevas tendencias de consumo que han llegado para quedarse en este sector y que son claves para optimizar estos negocios.

Flexibilidad horaria

“Las nuevas formas de trabajo más flexibles, tanto espaciales como temporales, se han establecido durante el confinamiento rompiendo por completo las barreras que existían y dando lugar a una mayor posibilidad sobre los horarios para acudir a los centros deportivos. Si bien, anteriormente, los rangos horarios se dividían entre primera hora de la mañana, medio día o última hora de la tarde, ahora el usuario tiene una mayor capacidad a la hora de organizar su jornada laboral, pudiendo compaginar las horas de trabajo con dedicar sus ratos de descanso al deporte”.

Digitalización

“La creciente transformación tecnológica ha dado paso a un nuevo fitness digital que ha tenido muy buena acogida por parte de los usuarios de los centros deportivos. Tras la etapa de confinamiento, estas aplicaciones no quedarán en el olvido y formarán parte de la oferta de los gimnasios para sus clientes. Un complemento adicional a la propuesta tradicional aportando planes de entrenamiento personalizados, nutrición, mindfulness… incluso dan la posibilidad de probar diferentes actividades para realizar en casa que nunca antes se hubieran atrevido por miedo a sentir vergüenza”.

Salud como prioridad

“Tras el paso del Covid-19 cabe destacar un nuevo consumidor prudente, atento a la distancia social, limitación de aforo y al uso de productos de desinfección e higiene. Pero no solo eso, este nuevo consumidor también tiene una mayor preocupación por la salud, siendo este uno de los principales motivos por los cuales realizan actividad física de manera regular, por encima de mejorar el aspecto físico o controlar el peso, según un estudio realizado por Gympass junto con la Consultora de deportiva MAS”.

Preocupación por la economía

“Según este mismo estudio, el principal motivo por el cual no seguiría acudiendo a su centro habitual sería debido a un incremento de las tarifas, lo que evidencia que este nuevo consumidor se preocupa por la economía, derivado principalmente por la crisis post Covid-19, que caracteriza a un consumidor inseguro y vulnerable”.

Conciliación

“Esta nueva manera de conciliar trabajo, familia y vida personal, que a menudo supone un caos, incluso una complicación, también influirá en la manera de priorizar la actividad física y desarrollar un hábito deportivo. En este sentido, las nuevas aplicaciones digitales serán un gran aliado para dedicar el poco tiempo libre que se tiene al deporte, al dar la posibilidad de adaptar las clases virtuales a horario de cada uno”.