El negocio más desconocido de Amancio Ortega

El fundador de Inditex acaba de adquirir un rascacielos de viviendas en Manhattan, y sigue creciendo en su negocio más desconocido: el sector inmobiliario del lujo.

El imperio inmobiliario de Amancio Ortega

Si hay un negocio que define la carrera como emprendedor de Amancio Ortega, es el textil. El fundador de Inditex ha conseguido levantar un imperio de la moda en las últimas décadas, cuya historia es conocida por todos. Sin embargo, el multimillonario español también es una de las figuras más importantes del mundo en otro sector: el inmobiliario de lujo.

Precisamente este se ha convertido el principal negocio de Amancio Ortega en la actualidad, después de que su hija Marta Ortega tomara las riendas de Inditex hace apenas unos meses. Sus últimas adquisiciones brillan con luz propia, y le sitúan en el olimpo de los emprendedores inmobiliarios a nivel mundial.

El último negocio inmobiliario de Amancio Ortega se sitúa en Nueva York, una de las ciudades preferidas por el emprendedor español para desarrollar su carrera en el sector inmobiliario. Ortega ha pagado 500 millones de euros para hacerse con un rascacielos de 64 pisos en Manhattan.

Se trata de un edificio residencial de lujo, que consta de 500 apartamentos valorados en un millón de dólares cada uno. Con esta operación, Amancio Ortega se ha convertido en uno de los grandes inversores inmobiliarios de la ciudad estadounidense, y sigue haciendo crecer las cifras de negocio de su sociedad inmobiliaria, Pontegadea.

Pontegadea, el imperio inmobiliario de Amancio Ortega

Fundada en 2001 como sociedad patrimonial de Amancio Ortega, Pontegadea se ha convertido en la compañía inmobiliaria más importante de España. Sus activos superan los 15.000 millones de euros, y está especializada en la inversión en inmuebles del segmento de lujo en ciudades de todo el mundo.

Así, Amancio Ortega es el dueño de grandes edificios de oficinas en Estados Unidos, además de una gran cantidad de locales comerciales situados en las zonas más premium del país. También en España, donde el fundador de Inditex es el dueño, por ejemplo, de uno de los cuatro rascacielos de Plaza de Castilla o del edificio donde se ubica el Primark de la Gran Vía madrileña.

Además, Amancio Ortega ha invertido, siempre a través de Pontegadea, en otros grandes inmuebles en Reino Unido y Asia, un mercado emergente que el multimillonario ha sabido descubrir a tiempo. Todo ello es un gran ejemplo de diversificación empresarial por parte del que podría ser el mejor emprendedor español de todos los tiempos. Un negocio paralelo que tiene más relación de la que parece con Inditex…

La estrecha relación entre Pontegadea e Inditex

Así, Pontegadea e Inditex no solo tienen en común el nombre de Amancio Ortega como fundador y máximo accionista. La pasión de Ortega por los bienes raíces comenzó hace unas décadas, cuando se dio cuenta de que comprar los locales en los que ubicaba sus tiendas en lugar de alquilarlos podía ser un negocio mucho más rentable para su empresa.

Así, la sociedad patrimonial de Amancio Ortega es dueña de una buena parte de los edificios donde Inditex mantiene sus tiendas abiertas. Esta estrategia, que antes exploró con éxito McDonald’s, permite que su imperio textil pague rentas a su sociedad inmobiliaria, repercutiendo los beneficios en sí mismo.

Además, este es uno de los valores que Inditex mantiene con respecto a sus principales competidores. Algo muy importante en pleno 2022, teniendo en cuenta que nuevas marcas como la china Shein están poniendo en serios aprietos a la compañía que ahora dirige la hija de Amancio Ortega.