Casa Tarradellas: el imperio que factura 1.000 millones vendiendo pizzas a Juan Roig

La mítica compañía catalana ha conseguido superar los 1.000 millones de facturación en 2020, una cifra en la que Mercadona ha tenido mucho que ver.

Casa Tarradellas: el imperio que factura 1.000 millones vendiendo pizzas a Juan Roig

Casa Tarradellas ha entrado en la lista de las diez marcas más consumidas por los españoles, lo que ha permitido a la compañía catalana alcanzar los 1.000 millones de euros de facturación en 2020, 44 años después de su fundación como la pequeña empresa familiar de Josep Tarradellas y Anna Falgueras.

Una historia de crecimiento que comienza en 1976, cuando el matrimonio catalán funda el Hotel de Osona en la localidad de Vic, un negocio que contaba con un obrador de productos cárnicos, una fábrica y una tienda. Gracias al éxito que cosechó su fuet Espetec, el matrimonio decidió dedicarse por completo a la fabricación de este producto en 1985, cambiando el nombre de su sociedad al actual Casa Tarradellas.

La empresa siguió creciendo elaborando productos cárnicos de calidad, gracias a su propia cabaña porcina y a un molino donde tratan el trigo que se utiliza en la elaboración de sus masas. Así, en 1997 Casa Tarradellas decide ir un paso más allá y lanzar al mercado otro de los productos que la han permitido facturar más de 1.000 millones al año: la pizza fresca. Una revolución en la época, ya que solo se vendían congeladas, tal y como cuenta El Español.

Curiosamente, 45 años después de su fundación, Casa Tarradellas sigue en manos de la familia. Aunque han abierto la puerta al capital privado en varias ocasiones, el CEO de la compañía es Josep Tarradellas Falgueras, hijo de los fundadores, que ha desarrollado toda su carrera en la empresa familiar y ejerce el cargo desde el año 2006.

Casa Tarradellas y Mercadona, un crecimiento que no se entiende por separado

Una de las claves que han permitido a Casa Tarradellas superar los 1.000 millones de euros de facturación es la relación que, desde hace décadas, le une con Mercadona. La compañía catalana es la encargada de fabricar las pizzas frescas y el fuet de Hacendado, la marca blanca de Mercadona, un acuerdo que permite a Casa Tarradellas estar presente en los más de 1.600 supermercados de la compañía de Juan Roig.

Así, Casa Tarradellas y Mercadona han crecido de la mano a lo largo de los años, hasta que la compañía ha superado los 1.000 millones de facturación, el doble que hace 13 años. Además, la compañía catalana registró un beneficio de 24,87 millones de euros el año pasado, que han destinado a aumentar las reservas de la empresa.

Además del éxito de sus productos estrella -el fuet Espetec y las pizzas frescas-, Casa Tarradellas también debe sus buenos resultados a la filosofía de Josep Tarradellas, muy ligada al trabajo diario y poco amiga de la autopromoción constante que se da en el ecosistema emprendedor actual. Simplemente, Tarradellas «no se conformaba con ser campesino y punto», tal y como explicó en alguna de sus pocas intervenciones públicas.

Gestionar Cookies