Gina Díez: la activista mexicana por la igualdad de género que ha fichado Ana Botín

La presidenta del Banco Santander ha fichado a una activista del feminismo para su consejo de administración.

Gina Díez: la activista mexicana por la igualdad de género que ha fichado Ana Botín

Las grandes empresas siguen apostando por romper el techo de cristal que impedía a las mujeres alcanzar puestos directivos de relevancia. En esta ocasión, la protagonista es Gina Díez, una activista por la igualdad de género que se incorpora al consejo de administración del Banco Santander, presidido por Ana Botín.

Gina Díez es una empresaria mexicana, considerada la mujer más rica de su país. Es la fundadora y presidenta del Grupo Diarq, una compañía dedicada al diseño y la arquitectura, con actividad en México y Estados Unidos. También está al mando de la Universidad Centro, un centro docente de Ciudad de México especializado en estudios creativos. Dentro del Banco Santander, Díez ocupará el asiento del consejo de administración que deja libre Rodrigo Echenique, que abandona su puesto después de 32 años.

La emprendedora y conferenciante también destaca por su lucha y compromiso con el feminismo. A través de sus redes sociales, en numerosas ocasiones ha hecho referencia al escaso poder y las dificultades de muchas mujeres para poder ascender en el mundo empresarial. En este sentido, ha llegado a afirmar que “los hombres aplican a un trabajo cuando cumplen con el 60% de los requerimientos y las mujeres hasta que cumplen casi con el 100%”, preguntándose las causas de la “falta de seguridad de las mujeres y el exceso de confianza de los hombres”.

En consonancia, Gina Díez es una de las mujeres emprendedoras líderes del G20, y participa a menudo en conferencias y debates sobre el feminismo y la brecha de género. Por eso, Díez suele estar al tanto de los últimos estudios relativos a la materia. Uno de los últimos citados por la emprendedora concluía que “cambiar el nombre de una mujer por el de un hombre en currículum puede aumentar la probabilidad de contratación hasta en un 60%”.

La estrategia de Ana Botín en la incorporación de Gina Díez

La incorporación de Gina Díez al consejo de administración del Banco Santander responde a las intenciones de Ana Botín de igualar el peso de mujeres y hombres en la cúpula directiva de la compañía. Con este último movimiento, el bloque femenino del consejo alcanza el 40% de los puestos, y puede que no sea la última incorporación en los próximos tiempos.

Al igual que Gina Díez, Ana Botín también ha utilizado en numerosas ocasiones su cuenta de Twitter para lanzar un mensaje de igualdad entre géneros. Hace un par de años, llegó a afirmar que “la conclusión es clara: las barreras para las mujeres -distorsiones fiscales, discriminación, factores sociales y culturales- son más costosas para todos de lo que pensábamos”, así como que “los beneficios de cerrar las brechas de género son grandes”.

Además de identificar el problema, Botín también habló entonces de posibles soluciones para ayudar a las mujeres a encontrar un sitio en las empresas. “Aún queda mucho por hacer: ninguna economía avanzada o de ingresos medios ha reducido la brecha de género por debajo de los siete puntos porcentuales. ¿Qué podemos hacer? Un cambio cultural y políticas públicas: la licencia por maternidad y paternidad, el cuidado infantil ampliado y el cuidado de los ancianos pueden ayudar”, explicaba.