Marta Ortega ya es presidenta de Inditex. ¿Sabes cuánto va a cobrar?

Marta Ortega cobrará un millón de euros anuales en su nueva etapa al frente de Inditex, que se suman al paquete de acciones que posee del gigante textil.

El estratosférico sueldo de Marta Ortega en Inditex: 1 millón de euros al año

Marta Ortega ha tomado posesión como nueva presidenta de Inditex, el gigante textil que fundó su padre, Amancio Ortega, en 1985. Una nueva etapa que comienza con interesantes desafíos para la compañía, y en la que la heredera de Ortega cobrará un sueldazo.

En concreto, un millón de euros anuales, según consta en la memoria de retribuciones de la empresa. Además, la remuneración de la nueva presidenta no ejecutiva de Inditex no contempla otro tipo de salario adicional, aunque Marta Ortega cuenta con una importante cantidad de acciones de la compañía.

Esta cifra se suma al salario que percibirá Óscar García Maceiras, nuevo consejero delegado del grupo, que asciende a 2,5 millones de euros fijos más un bonus de hasta 3,25 millones anuales, y a los 26,9 millones de euros que percibirá Pablo Isla en concepto de finiquito tras dejar su cargo en Inditex. Una transición costosa, pero que, como explicó el propio Isla, “forma parte de un proceso muy meditad. Ahora es el momento de afrontar la nueva etapa”.

El relevo en la cúpula de Inditex se produce después del anuncio de dividendos anuales de la compañía, que dejará en las cuentas de Amancio Ortega 1.718 millones de euros, casi 500 más de los que recibió el año pasado. Todo ello, en medio de una situación complicada para el gigante textil español.

Los desafíos de Inditex a los que se enfrentan Marta Ortega y García Maceiras

Una vez se ha culminado la transición en la dirección de Inditex, Marta Ortega y Óscar García Maceiras toman posesión de sus nuevos cargos en medio de una situación de lo más complicada para la compañía de Arteixo.

Según algunos analistas, la inflación es uno de los principales problemas a los que se enfrenta Inditex en este 2022. El poder adquisitivo de los hogares se está resintiendo en todo el mundo occidental, lo que sin duda puede ser un freno al consumo en el sector textil. Sin embargo, desde Barclays se muestran confiados sobre el futuro de la compañía, ante “unas perspectivas sólidas”.

Por otro lado, la compañía de Arteixo se ha visto bastante afectada por el conflicto derivado de la invasión rusa a Ucrania. Así, Inditex ha tenido que cerrar de forma temporal las 502 tiendas de sus diferentes marcas en el país que dirige Vladimir Putin, así como las 79 que mantenía abiertas en Ucrania.

Sin duda, un momento difícil para el grupo, que deberá seguir trabajando en el legado de Pablo Isla, dando un nuevo impulso a su negocio digital sin perder su presencia en las principales capitales del mundo. En este sentido, cabe destacar que, durante su primera década al frente de Inditex, Isla consiguió quintuplicar la facturación de la compañía.

El futuro de Pablo Isla, lejos de la industria textil

Cuando su salida de Inditex se ha hecho oficial, el futuro de Pablo Isla es una de las principales incógnitas dentro del ecosistema emprendedor. Lo que sí parece claro es que no trabajará en ninguna empresa textil, teniendo en cuenta que así lo refleja su acuerdo con el grupo textil que ha ayudado a construir durante las últimas décadas.

Con 58 años, Pablo Isla podrá embarcarse ahora en nuevos proyectos, con la tranquilidad de una gran indemnización y un plan de pensiones valorado en unos 9.000 millones de euros. Algunos analistas le colocan en el sector alimentario, donde trabajaría para Nestlé, mientras que otros le sitúan en el sector bancario, una idea que ha ido tomando fuerza en las últimas semanas.

Lo que está claro es que muchas grandes empresas estarán llamando a la puerta del ejecutivo, que podrá decidirse por la opción que más le convenga. Sin duda, su fichaje por alguna compañía podría ser la noticia del año en el ecosistema emprendedor español.