Jeff Bezos contra Elon Musk: comienza la batalla por el turismo espacial

Las compañías de Jeff Bezos y Elon Musk luchan por reinar en un mercado futurista que cada vez está más cerca de convertirse en realidad.

Jeff Bezos contra Elon Musk: comienza la batalla por el turismo espacial

El desarrollo de la tecnología aeroespacial está apunto de convertir el turismo extraplanetario en una realidad. En este nuevo mercado, impensable hace solo unas décadas, Jeff Bezos y Elon Musk pretenden ser los emprendedores más importantes del mundo, y que su obra sea recordada en la historia como la de los emprendedores que cambiaron la historia.

En el primer caso, Jeff Bezos pretende convertirse en líder del turismo espacial con Blue Origin, una compañía creada por el fundador de Amazon en el año 2000. Durante las últimas dos décadas, llevan desarrollando diferentes cohetes y tecnologías aeroespaciales que pretenden convertir el turismo espacial en una realidad. El emprendedor formará parte del primer viaje oficial, que despegará el 20 de julio, coincidiendo con la llegada de la primera expedición a la Luna.

Tal es la implicación de Jeff Bezos en el proyecto espacial, que uno de los motivos de su salida como CEO de Amazon, su buque insignia, es poder dedicar más tiempo a Blue Origin. “Como presidente ejecutivo me seguiré involucrando en importantes iniciativas de Amazon, pero también tendré el tiempo y la energía que necesito para centrarme en el Day 1 Fund, The Bezos Earth Fund, Blue Origin, The Washington Post y en mis otras pasiones”, explicó el emprendedor cuando anunció su salida del gigante del comercio electrónico.

Pero Jeff Bezos no está solo en la carrera por el control del turismo espacial. Su competidor más duro en el segmento es otro de los grandes emprendedores del siglo XXI, Elon Musk. El fundador de Tesla lleva años invirtiendo grandes cantidades de dinero en SpaceX, su proyecto aeroespacial, que fundó en 2002 soñando que los viajes espaciales podrían ser una realidad algún día.

19 años después, está muy cerca de conseguirlo, algo que el emprendedor sabe muy bien. Por eso, hace unos meses cambió su residencia, desde Silicon Valley hasta Texas, donde se encuentran los campos de pruebas de SpaceX y mantiene varias fábricas de su compañía automovilística.

Los viajes espaciales de Jeff Bezos y Elon Musk, al alcance de muy pocos

Aunque tanto Bezos como Musk pretenden revolucionar la industria turística con los viajes espaciales, lo cierto es que poder salir del planeta por ocio es un lujo al alcance de muy pocos. En este sentido, un millonario pagó hace unos días la desorbitada -nunca mejor dicho- cantidad de 28 millones de dólares por un billete para acompañar a Jeff Bezos y su hermano Mark durante el primer trayecto, que despegará de la Tierra el 20 de julio.

Una cifra similar cuesta el billete en una nave de SpaceX, que el año pasado firmó un acuerdo para enviar a ocho turistas espaciales a la Estación Espacial Internacional. Sobre este tema, cabe destacar que la compañía de Elon Musk no es pionera. Ya en 2001, Dennis Tito pagó 20 millones de dólares por pasar una semana en la estación, mientras que, en 2009, el fundador del Cirque du Soleil pagó la astronómica cantidad de 35 millones por un viaje de 11 días.

En cualquier caso, aunque Jeff Bezos y Elon Musk son los emprendedores más destacados en la industria del turismo espacial, otras compañías también están trabajando por entrar en un mercado insólito. Por ejemplo, Virgin Galactic, la división aeroespacial del grupo Virgin, que también prepara varios viajes extraplanetarios.

Gestionar Cookies