Fallece John McAfee: así fue la convulsa vida de este emprendedor

El emprendedor John McAfee ha fallecido tras suicidarse en una cárcel de Barcelona, donde permanecía esperando su extradición a Estados Unidos.

Fallece John McAfee: así fue la convulsa vida de este emprendedor

El creador del famoso antivirus y siempre polémico emprendedor John McAfee ha fallecido tras suicidarse en la cárcel de Barcelona donde permanecía a la espera de su extradición a Estados Unidos. McAfee estaba acusado de fraude fiscal en el país americano, y fue detenido hace unos meses en España.

La detención de John McAfee se produjo después de un requerimiento internacional de la Interpol. Poco antes, el emprendedor fue sancionado en un aeropuerto de Alemania por llevar un tanga en la cara a modo de mascarilla, algo prohibido por el protocolo contra la pandemia. Sin embargo, este solo era uno más de los polémicos episodios que llevaba años protagonizando.

La personalidad paranoica fue uno de los rasgos más característicos de John McAfee, un problema que arrastraba desde que vendió su antivirus por 100 millones de dólares en 1994. El emprendedor trasladó entonces su residencia a Belice, donde se rodeo de mafiosos y sicarios para garantizar su seguridad. En el aspecto informático, McAfee cambiaba su dirección IP a diario y temía un ataque a su seguridad de forma constante.

Además, John McAfee ha emprendido algunos negocios adicionales durante su carrera, alguno de los cuales terminó por ser una estafa. Es el caso de QuorumEx, una empresa que se dedicaba a la investigación de productos naturales con fines médicos. Como las pruebas científicas tardaban más de lo esperado en dar resultados, McAfee obligó a su socia en el proyecto, la doctora Allison Adonizio, a usar colorantes líquidos en sus probetas para mentir a los medios de comunicación sobre las bondades de sus descubrimientos.

John McAfee, un emprendedor siempre envuelto en la polémica

Este tipo de episodios, marcados por la paranoia y el narcisismo que siempre acompañaron a John McAfee, se repitieron a lo largo de los años, y consiguieron que casi nadie se fiara de sus intenciones. En los últimos años, el emprendedor se convirtió en un gurú de las criptomonedas, un sector en el que emprendió lanzando una tarjeta de débito que funcionaba con estos activos.

Además, creó su propia divisa digital, Ghost, y cobraba hasta 100.000 dólares por hacer recomendaciones de inversión en su cuenta de Twitter. Curiosamente, su actividad alrededor de las criptomonedas fue el detonante de su detención. John McAfee estaba acusado de fraude fiscal y evasión de impuestos por no declarar “millones de ingresos promoviendo criptomonedas”, tal y como revelaba su escrito de acusación.

La convulsa vida que tomó John McAfee tras vender su empresa ha terminado de la peor forma posible en una cárcel de Barcelona. Según revelan las últimas informaciones, el emprendedor habría tomado la decisión de suicidarse después de conocer la notificación de extradición a Estados Unidos.

Con 75 años, el siempre polémico personaje del ecosistema emprendedor mundial decidió poner fin a su vida. Tal y como explican desde las instituciones penitenciarias, su comportamiento en la cárcel fue el de “un preso por delitos económicos con una vida absolutamente normal”, que no dio ningún problema durante sus nueve meses de encierro.