La vida en la cumbre de los emprendedores: Mark Zuckerberg

Con un patrimonio de 55.000 millones de dólares, el fundador de Facebook lleva una vida bastante sencilla, aunque no escatima a la hora de comprar casas y terrenos.

La vida en la cumbre de los emprendedores: Mark Zuckerberg

A los 36 años, Mark Zuckerberg es la séptima persona más rica del mundo y el milmillonario con más patrimonio menor de 40 años. El fundador de Facebook cuenta con alrededor de 55.000 millones de dólares, algo que no le impide llevar una vida bastante sencilla, donde solo se permite el lujo de derrochar en casas y terrenos que garanticen su privacidad.

Zuckerberg nació en el estado de Nueva York en 1984 en el seno de una familia judía. Siempre tuvo curiosidad por la computación, y a los 18 años lanzó su primera creación: Synapse Media Player, una aplicación que reproducía canciones en función de las preferencias de los usuarios. Aunque ya entonces atrajo la atención de gigantes tecnológicos como Microsoft o Apple, Zuckerberg decidió rechazar el dinero y subir su programa a internet de forma gratuita.

Tan solo un año después, Mark Zuckerberg ingresó en la prestigiosa Universidad de Harvard, donde creó la base de Facebook, envuelta en una gran polémica por las acusaciones de plagio de los hermanos Winklevoss o de violar los derechos de los alumnos de la universidad al hacer públicas sus fotos. Así, el emprendedor decidió dejar sus estudios para dedicarse por completo al proyecto en 2004.

En el terreno personal, Mark Zuckerberg está casado con Priscilla Chan, una estudiante de origen chino con la que mantiene una relación desde 2005. Además, el fundador de Facebook es abiertamente vegetariano. “No tengo ningún problema con la gente que come carne, pero creo que deberían de asumir la responsabilidad y estar agradecidos por lo que comen tratando de ignorar de dónde viene”, ha declarado en alguna ocasión.

La vida como millonario de Mark Zuckerberg

Aunque su fortuna permitiría a Mark Zuckerberg llevar la vida que quiera, lo cierto es que el emprendedor no es muy aficionado al derroche o la ostentación, algo que quedó claro el día de su boda. Zuckerberg y Chan se casaron por sorpresa en el jardín de su casa, en una ceremonia con apenas 100 invitados, y pasaron su luna de miel en Roma como un matrimonio sencillo, comiendo en uno de los McDonald’s de la ciudad.

Por otro lado, el estilo de vestir del fundador de Facebook es de lo más sencillo. Vaqueros, camisetas de manga corta o sudaderas con capucha de color gris y unas zapatillas de deporte. Aunque, ojo, este look podría estar más estudiado de lo que parece, ya que responde a los cánones de vestuario que imperan en Silicon Valley para identificar a los diferentes perfiles profesionales que viven en el valle.

Con respecto a sus coches, Mark Zuckerberg nunca ha hecho ostentación. Aunque cuenta con un Pagani Huayra en su garaje -este coche puede costar más de 1 millón de dólares-, casi siempre se le ha visto conduciendo modelos bastante modestos, como un Volkswagen Golf GTI -alrededor de 30.000 dólares- o un Honda Fit, de precio similar.

Sin embargo, al emprendedor no le importa gastar su fortuna en el mercado inmobiliario. En 2011 compró una casa de 463 metros cuadrados en Palo Alto por 7 millones de dólares. Tras la adquisición, Mark Zuckerberg hizo instalar un asistente personalizado que convierte la propiedad en inteligente. Además, en los sucesivos años gastó 30 millones de dólares en comprar las casas colindantes, con la intención de mejorar su privacidad.

Sumada a las propiedades de Palo Alto, el fundador de Facebook cuenta con otra casa en San Francisco, en la que gastó 1 millón de dólares para su reforma. También es propietario de un extenso terreno en la isla de Kauai, donde invirtió 100 millones de dólares para montar una granja y disponer de terreno con playa. En el momento de la adquisición, Zuckerberg declaró que él y su mujer se comprometían a “preservar su belleza natural».