Marta Ortega: así es la heredera del imperio Inditex

La hija de Amancio Ortega, Marta Ortega, sucederá a Pablo Isla al frente de Inditex el próximo mes de abril.

Marta Ortega: así es la heredera del imperio Inditex

A partir del 1 de abril de 2022, Pablo Isla dejará la presidencia de Inditex. Marta Ortega, hija de su fundador, Amancio Ortega, tomará el relevo en el máximo cargo del imperio textil español. Eso sí, su función solo será la representación de la participación familiar en la compañía. La dirección ejecutiva correrá a cargo de Óscar García Maceiras, que hasta ahora ocupa el cargo de secretario general.

De esta forma, Marta Ortega tendrá su primer cargo oficial en la compañía, a pesar de que lleva bastantes años ocupándose de diferentes labores. Comenzó como dependienta en una tienda de Zara en Londres, y hasta hace poco ha realizado trabajos de supervisión en los departamentos de diseño de moda de mujer y en el desarrollo de la imagen de marca de Inditex.

Estos departamentos son algunos de los que más se han desarrollado en los últimos años, por lo que todo parece indicar que Marta Ortega está más que preparada, a sus 37 años, para tomar el relevo de su padre. Bajo el liderazgo de la hija pequeña de Amancio Ortega, Zara ha lanzado colecciones con importantes diseñadores, así como algunas líneas de ropa premium, un modelo que le ha reportado interesantes beneficios a la compañía.

Las diferencias como emprendedores entre Marta Ortega y su padre

Aunque el relevo generacional en Inditex era una cuestión de tiempo, la llegada de Marta Ortega no se puede tomar como una réplica del estilo emprendedor que llevó a su padre a lo más alto del sector empresarial. La primera diferencia se encuentra en su nacimiento. Mientras Amancio Ortega nació en una familia humilde, su hija vio la luz en el seno de una familia con un poder adquisitivo altísimo, lo que le ha permitido formarse y desarrollarse profesionalmente en una empresa consolidada y líder del mercado.

“Siempre he dicho que dedicaría mi vida a desarrollar el legado de mis padres, mirando al futuro pero aprendiendo del pasado y al servicio de la compañía, nuestros accionistas y nuestros clientes, en el lugar donde se considere que soy más necesaria”

Marta Ortega

Además, mientras que el fundador de Inditex se caracteriza por ser una persona reservada y poco amiga de los medios de comunicación, Marta Ortega es la cara contraria de la moneda. Siempre ha sido el foco de los fotógrafos, y una de las embajadoras más exitosas de Zara. Además, el pasado mes de septiembre protagonizó su primera entrevista, concedida al diario estadounidense The Wall Street Journal, en la que se pueden ver los rasgos de una gran emprendedora.

El legado de Pablo Isla que heredará Marta Ortega

Pablo Isla: ¿Habría llegado tan lejos Amancio Ortega sin su mano derecha?
Pablo Isla abandonará Inditex para dar el relevo a Marta Ortega, hija de su fundador, después de 17 años dentro de la estructura de la empresa.

La llegada de Marta Ortega y Óscar García Maceiras a la cúspide directiva de Inditex deja una gran víctima: Pablo Isla. El hasta ahora consejero delegado y presidente de Inditex, que tomó el relevo directo de Amancio Ortega, abandona Arteixo sin que todavía queden muy claros los motivos.

En este sentido, algunas informaciones apuntan a que la causa podría estar en el momento del fundador, todavía presente en algunas labores de la compañía, lo que podría facilitar la transición. “Estos cambios son relevantes para la empresa y muy meditados. Forman parte de un proceso dentro de la compañía. Ahora es el momento de afrontar la nueva etapa”, ha valorado el propio Isla.

A sus espaldas, el predecesor de Marta Ortega dejará una compañía mucho más rentable que cuando cogió las riendas del negocio en 2005. Durante su primera década al frente de Inditex, Pablo Isla consiguió pasar de 2.692 tiendas a más de 7.000 en todo el mundo. A día de hoy, el grupo factura un 500% más que cuando Isla tomó el mando. Además, se ha situado a la vanguardia de la tecnología en el sector retail, y ha potenciado de forma excepcional las ventas online de la compañía. 

Cuando Isla fue nombrado presidente en el año 2011 -antes tenía el cargo de vicepresidente-, la negociación de su remuneración se cerró con un acuerdo que incluía un salario de 100.000 euros anuales y un paquete de acciones valorado en 13,71 millones de euros. Es esta última parte la que de verdad da dinero a Isla, en concepto de dividendos que en gran medida dependen de su trabajo al frente de Inditex.