El futuro de Pablo Isla tras su salida de Inditex

Pablo Isla dejará de ser presidente de Inditex el próximo mes de abril con 58 años y una suculenta indemnización que le permitirá dedicarse a otros proyectos.

El futuro de Pablo Isla tras su salida de Inditex

Después de la noticia del relevo de Pablo Isla al frente de Inditex, las especulaciones sobre su futuro se multiplican. El hombre de confianza de Amancio Ortega dejará el máximo cargo del imperio textil el próximo 1 de abril, después de una década al frente, con 58 años y una suculenta compensación económica.

En concreto, el contrato de Pablo Isla contempla una indemnización de 6,5 millones de euros, el equivalente a dos anualidades de su salario fijo. Además, el presidente de Inditex cuenta con unos dos millones de acciones del grupo, que ahora mismo valdrían unos 57 millones. Sumando estas cifras a las acciones pendientes de ejecutar, valoradas en ocho millones, Isla podría percibir alrededor de 80 millones por su salida.

Con 58 años -los cumplirá el 22 de enero-, Pablo Isla podrá embarcarse ahora en nuevos proyectos, con la tranquilidad de una gran indemnización y un plan de pensiones valorado en unos 9.000 millones de euros. Eso sí, su contrato incorpora una cláusula por la que no podrá trabajar en ninguna empresa competencia de Inditex durante un periodo de dos años.

El posible futuro de Pablo Isla tras su salida de Inditex

Aunque las especulaciones sobre su futuro no se han hecho esperar después del anuncio de su relevo al frente de Inditex, Pablo Isla afirma “estar centrado en culminar esta transición, que para mí es algo totalmente determinante, por Marta, por Óscar, por el resto del equipo… y después ya veremos».

Sin embargo, algunos analistas se han atrevido a dar sus predicciones, y colocan a Pablo Isla en un papel más relevante dentro de Nestlé, donde forma parte del consejo de administración desde 2018. Además, al presidente de Inditex se le augura un futuro prometedor como conferencista, escritor o “gurú” de los negocios.

Por otro lado, otras informaciones apuntan a que el futuro de Pablo Isla pasa por el sector de la banca. Tal y como explica Capital Madrid, el presidente de Inditex tendría una “oferta irrechazable” de una entidad importante para incorporarse como consejero delegado y miembro del consejo de administración. Sin embargo, aún no ha trascendido de qué banco se trata.

El legado de Pablo Isla que heredará Marta Ortega

Marta Ortega, hija de Amancio Ortega, tomará el relevo de Pablo Isla al frente de Inditex el 1 de abril de 2022.

Lo que sí está claro es que Marta Ortega y Óscar García Maceiras heredarán la dirección de Inditex el próximo 1 de abril, con un legado muy positivo para la compañía que Pablo Isla se ha encargado de construir en los últimos diez años al frente.

Licenciado en Derecho, Pablo Isla cuenta con una plaza en la Abogacía del Estado, aunque su carrera siempre ha estado más vinculada al mundo de la empresa. Sus empleos antes de llegar a Inditex pasaron desde director de Servicios Legales del Banco Popular Español hasta presidente del Grupo Altadis entre 2000 y 2005, cuando hizo las maletas rumbo a Arteixo.

Desde entonces, la compañía ha experimentado un crecimiento sin precedentes en tan solo 15 años. Durante su primera década al frente de Inditex, Pablo Isla consiguió pasar de 2.692 tiendas a más de 7.000 en todo el mundo. A día de hoy, el grupo factura un 500% más que cuando Isla tomó el mando. Además, se ha situado a la vanguardia de la tecnología en el sector retail, y ha potenciado de forma excepcional las ventas online de la compañía. Los méritos de Pablo Isla al frente de Inditex le han valido el reconocimiento como “mejor CEO de la década”.

Pablo Isla tiene grandes puntos de unión con Amancio Ortega, la persona que confió en él para tomar las riendas hasta que su hija, Marta Ortega, estuviera preparada para coger el relevo de Inditex. Ambos son personas discretas y sencillas, poco amigas de las entrevistas, y han conseguido que su trabajo al frente de la compañía deje unos resultados difíciles de igualar.