Más recursos para la innovación

El Ministerio de Ciencia e Innovación destinará más de seis millones de euros a I+D en 2010

Algunos estudios sobre el tejido empresarial español realizados por el Centro de Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI) reflejan que las ventas efectuadas por empresas que innovan se incrementan un 2% con respecto a las que no lo hacen, y que la productividad en éstas (las innovadoras) es un 16% mayor... La Administración se ha decidido a impulsar la competitividad y el desarrollo científico y técnico de nuestra economía a largo plazo, y lo ha hecho poniendo en marcha la Estrategia Estatal de Innovación.

Y es que la crisis actual ha obligado a redefinir los pilares de crecimiento en todos los países. En particular, la estrategia incide en que el modelo español necesita resolver algunos de los problemas endémicos que padece, a saber: un modelo económico basado en sectores poco innovadores, un sector financiero que destina pocos recursos hacia empresas innovadoras y actividades de capital-riesgo, la clara descordinación entre el sistema educativo y las necesidades de las empresas y una administración pública demasiado rígida.

Según datos del Ministerio de Ciencia e Innovación, actualmente España ocupa el puesto noveno como potencia científica mundial. Con este plan se pretende, por un lado, reducir esa distancia tecnológica con el resto de países en una primera fase que se desarrollará entre 2010 y 2015 y, por otro, buscar la convergenciacon los países líderes en innovación en la segunda fase que se desarrollará entre 2016 y 2020.

Para poder alcanzar estos objetivos se pondrán en marcha una serie de medidas centradas en cinco ejes de actuación:

- 1. Entorno financiero. Para poder cambiar el modelo productivo se requiere un marco de financiación adecuado. Y para potenciar este aspecto, se pretende fomentar la inversión privada en I+D mediante la firma de acuerdos con diferentes entidades financieras, los fondos de inversión en investigación e innovación, el incremento del capital riesgo para facilitar el arranque de ideas innovadoras y el desarrollo de mercados bursátiles secundarios dedicados a empresas de mediana capitalización.

- 2. Innovación desde la demanda pública.Mientras anteriores políticas se centraban en instrumentos que actuaban sobre la oferta, este eje se ocupa de del incremento de políticas públicas de compra para activar la innovación desde el punto de vista de la demanda. De esta forma, la compra pública innovadora se centrará en sectores como la economía de la salud (que abarca la industria farmacéutica, química, biotecnológica, robótica, tecnologías de la información, actividades sanitarias o alimentación para la salud), medioambiente y energías renovables, industria de la ciencia (bienes y servicios que se suministran a las instalaciones científicas) y el fomento de la e-Administración.

- 3. Proyección internacional. Está claro que los cambios que se producen en los mercados se absorben mejor por las economías con un clara vocación internacional. Por este motivo, se pretende facilitar a las empresas la incorporación de productos innovadores a mercados internacionales y, al mismo tiempo, atraer a empresas de capital extranjero para la captación de fondos de capital riesgo y business angels.

- 4. Cooperación territorial.Según datos del INE, el gasto en innovación continúa teniendo una fuerte concentración, ya que dos comunidades, Madrid y Barcelona, acumulan más del 50% del gasto. Por este motivo, se plantea promover una mayor colaboración entre las administraciones local, autonómica y estatal mediante el desarrollo de espacios de gestión compartida.

- 5. Capital humano. Se pretende mejorar la formación de los recursos humanos para elevar la capacidad de innovación de las empresas y también se ampliarán las subvenciones directas para la contratación de investigadores.

Con estas medidas se persigue duplicar la economía de la innovación en España para conseguir aumentar la inversión privada anual en I+D, duplicar el número de empresas innovadoras en los próximos 5 años y elevar en medio millón el número de empleos tecnológicos en el mismo periodo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo