¿Están muriendo los SMS?

Las posibilidades que ofrecen los smartphones, las aplicaciones gratuitas de comunicación en tiempo real y las versiones móviles de las redes sociales están acabando con los mensajes de texto tradicionales.

Según datos de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones, las operadoras de telefonía ingresaron un 19% menos en servicios de sms a finales de 2010. Teniendo en cuenta que en 2001 los beneficios por el envío de mensajes cortos suponían un 29%, frente al 14% de 2010, no sería de extrañar que dentro de unos años esos pequeños sobrecitos que aparecen en la pantalla pudieran llegar a extinguirse por completo. En total, el número de mensajes enviados descendió un 15%. Pero esta disminución se contrarresta con un ascenso espectacular de las tarifas de datos, que llegaron a crecer un 70% durante el último año hasta llegar a más de tres millones de conexiones.
Es normal que teniendo WhatsApp, Viber, Gtalk, Blackbery Messenger, MSN, o cualquiera de las múltiples aplicaciones que permiten chatear en tiempo real e interactuar de forma inmediata, los consumidores eviten pagar por enviar texto. Ahora bien, no todo son ventajas. Creemos que la adicción a la mensajería gratuita será algo que los sicólogos tendrán que tratar dentro de unos años.

Publicidad - Sigue leyendo debajo