Mercedes Benz quiere ser relevante en el futuro

Algo muy gordo va a pasar en el futuro del automóvil y Mercedes está preparando toda su maquinaria para adaptarse con éxito.

image
María José Rasero

Así lo ha expresado su CEO, Dieter Zetsche, en la visita que ha realizado a Barcelona con motivo de la celebración del MWC 2019. La compañía alemana tiene claro que el desarrollo del coche autónomo es vital y para ello ha establecido una alianza con su tradicional competidora BMW. “Mercedes va a aprovechar todas las oportunidades de negocio que ofrezcan las nuevas tecnologías y eso implica invertir una gran cantidad de recursos propios. Solo así seremos relevantes en el futuro”, señala Zetsche para añadir que están abiertos a colaborar con empresas tecnológicas y startups que ofrezcan soluciones innovadoras.

La inversión conjunta en temas de movilidad alcanzará los 1000 millones de euros. Pero el CEO de Mercedes quiere dejar claro que la colaboración con BMW no implica que desaparezca la competencia entre ambos. “Vamos a luchar para que el cliente compre nuestros automóviles. Cooperación y competitividad. Estos valores son los que han llevado a las firmas automovilísticas alemanas a ocupar una posición sólida en el mundo”.

Dieter Zetsche, que se hizo mundialmente conocido en EUA y Canadá gracias a su campaña “Ask Dr. Z”, apareció en el MWC 2019 junto a Satya Nadella, CEO de Microsoft, en una conferencia donde explicaron cómo la tecnología y las alianzas sólidas pueden crear un entorno para el éxito empresarial. De hecho, ambas compañías han acordado colaborar en servicios informáticos en la nube. “La industria del automóvil será distinta dentro de diez años. Tendremos competidores completamente nuevos”, expresa el CEO de Mercedes, que el próximo 21 de mayo estará presente en la que será para él la última junta anual de accionistas de su grupo. Dos de sus competidores son Apple y Google.

“En Europa nuestra compañía tiene 30 millones de clientes. Nuestros coches ofrecen compatibilidad con los sistemas operativos IOS y Android. Su funcionamiento es perfecto y sencillo a través de nuestras pantallas. Pero no vamos a aceptar sus ofertas de desarrollo conjunto porque eso supondría perder el control de nuestros coches. Y eso no va a suceder”, deja bien claro Dieter Zetsche. El motivo obedece a que Mercedes está desarrollando su propio sistema operativo superior ya algunos de la competencia.

Zetsche no descartó la posibilidad de que algún día los modelos de la firma alemana también se pongan a la venta a través de Amazon. Ahora desde luego no. Argumenta que “ningún cliente espera en el sofá de casa a que le traigan un coche nuevo”. Y si se potencia mucho el comercio electrónico en la compra de automóviles, “los concesionarios perderán interés en seguir trabajando para nosotros y eso es malo para el negocio porque los clientes quieren ver los coches físicamente y probarlos. Nos podríamos encontrar, de pronto, con la pérdida del canal físico de venta”.

Sí señaló que las plataformas de e-commerce pueden convertirse en una buena vía de venta para los coches de segunda mano. Y si hablamos de futuro, Zetsche también reveló que la firma germana ha establecido varios acuerdos de colaboración con ayuntamientos para crear proyectos pilotos con autobuses inteligentes que hagan posible un nuevo concepto de movilidad en las ciudades. “Trabajamos en el desarrollo de furgonetas robot y tenemos también proyectos piloto donde se combinan drones y furgonetas autónomas. Todo enfocado a la entrega de mercancías en el vecindario”, manifestó.

Publicidad - Sigue leyendo debajo