El teletrabajo encuentra su espacio en el hogar

Si tienes la suerte de trabajar desde casa, sigue estos consejos para crear un espacio de trabajo cómodo

image
Ikea

El teletrabajo va abriéndose camino poco a poco en España y los hogares se adaptan a esta fórmula laboral mixta que contempla diferentes versiones, dependiendo en gran parte de la disposición del espacio con el que cuenta cada hogar.

Hay domicilios que tienen la posibilidad de utilizar una estancia completa para habilitar un despacho o un taller, generalmente, situado en uno de los dormitorios auxiliares; y otros que, al disponer de menos espacio, crean una zona de trabajo en algún rincón de la casa como el salón, la cocina o incluso el dormitorio.

La funcionalidad del dormitorio para trabajar

De hecho, esta última habitación es la que mayor funcionalidad ha ganado en los últimos años, según el último estudio Life at Home, de IKEA, que compara los resultados con la misma encuesta de 2011.

De acuerdo con este análisis, se favorece el uso multifuncional de los dormitorios y en el caso de las parejas con y sin hijos, se busca habilitar espacios para otras funciones que cuesta desarrollar en otras estancias o que requieren algo de concentración, como es el caso del trabajo o la lectura.

En estos entornos, los resultados del citado estudio muestran cierta inquietud de los españoles por encontrar sillas y mesas ergonómicas que además sean funcionales y estéticas, y se integren fácilmente con el resto de la decoración. Junto a esto, las necesidades de almacenaje e iluminación serían las principales frustraciones de los españoles en cuanto al espacio de trabajo en el hogar.

Consejos para crear un espacio de trabajo cómodo

Si tienes la suerte de trabajar desde casa, hay cinco aspectos que te pueden ayudar a crear un espacio de trabajo más práctico que impulse tu productividad:

1. Elige muebles flexibles que te permitan trabajar en una postura cómoda, de forma que puedas mantener la actividad y la concentración durante más tiempo. Por ejemplo, la mesa SKARSTA ajusta la altura entre 70 y 120 cm a través de una manivela, que además se puede montar en cualquiera de los laterales para que el movimiento sea igual de sencillo para zurdos que para diestros. Esta funcionalidad ofrece la posibilidad de trabajar de pie o sentado, buscando siempre la posición que mayor comodidad aporta a cada individuo.

image
Ikea

2. Ahorra espacio sacando el máximo partido a la pared. Puedes mezclar baldas, estantes, cajas, cestos, etc., para crear una estantería personalizada donde guardar los elementos esenciales para tu trabajo. Los espacios que están más a mano puedes reservarlos para lo que utilizas más a menudo, y en las zonas más apartadas y altas, lo que menos. Además, utilizar etiquetas es muy útil para encontrar rápidamente las cosas y ahorrar tiempo que, por cierto, es muy necesario: ¿sabes que los españoles dedicamos casi 5.000 horas de nuestra vida a buscar cosas perdidas en casa? Casi la mitad de nosotros perdemos objetos al menos una vez a la semana y un 30% reconoce que tres o más veces, tal y como refleja un estudio que Sigma Dos ha desarrollado para IKEA sobre los hábitos de orden en los hogares españoles.

3. Busca un ambiente fresco y bien iluminado. Los espacios bien iluminados también favorecen la concentración y evitan la irritación de ojos. Lo ideal es contar con luz natural, pero si te resulta imposible, los expertos recomiendan elegir una iluminación similar a la luz del sol (5.000 K como mínimo). Además, rodearse de plantas y ventilar el espacio a diario es recomendable para trabajar en un entorno saludable e inspirador.

4. Apuesta por accesorios inteligentes que faciliten el trabajo, especialmente si no cuentas con mucho espacio. Una opción es buscar dos funcionalidades a un mismo objeto, por ejemplo, el flexo RIGGAD además de iluminar, también dispone de un cargador móvil inalámbrico en la base, que permite que el teléfono se cargue tan solo con situarlo encima.

5. Reserva un rincón de la mesa para colocar un vaso y una botella de agua, preferiblemente, de cristal –como el modelo IKEA 365+–. Mantenerse hidratado también facilita la concentración para que trabajar desde casa sea no solo placentero, sino también productivo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo