Venture Capital, en caída

El Venture Capital sigue a la baja en España. Según el informe de la Asociación Española de Entidades de Capital Riesgo, el volumen de inversión de 2011 cayó un 13,7% respecto a 2010.

image
Fuente: ASCRI.

En 2011, el volumen de inversión de Venture Capital (semilla, arranque y otras fases iniciales) cayó un 13,7% respecto a 2010; así alcanzó los 208,8 millones de euros frente a los 242 millones de euros registrados un año antes, según el Informe ASCRI Capital Riesgo & Private Equity en España. “Este dato de inversión no es muy positivo –subraya el citado informe– si se compara con el volumen obtenido entre 2006 y 2008, años en los que se registraba en torno a los 400 millones de euros de inversión. Sin embargo, detrás de ese volumen estaban importantes inversiones en el sector de energías renovables, cuya puesta en marcha implicaba elevados recursos y distorsionaba los resultados anuales de la inversión en Venture Capital (VC)”.

Por volumen invertido destacaron en 2011 entidades como ENISA, CDTI y WAYRA (vehículo inversor de VC de Telefónica en start ups). Durante el año se cerraron 571 operaciones de Venture Capital (12% de crecimiento respecto a 2010), que representaron el 60% del total de operaciones realizas por el sector de Capital Riesgo & Private Equity en España. Este es el mejor registro histórico de los últimos 10 años. ENISA, CDTI, Caixa Capital Risc y WAYRA fueron los operadores más activos en número de operaciones cerradas. “Como dato positivo –destaca el citado informe–, 336 operaciones (58,8% sobre el número total de operaciones) fueron nuevas inversiones; esto supone un crecimiento de 14,7 puntos porcentuales respecto a 2010. Prácticamente, el 91% de las operaciones fueron inferiores al millón de euros y, en concreto, el 67,6% de las empresas invertidas recibió importes inferiores a 0,25 millones de euros. En este segmento de inversión la mayor parte de la actividad (70,6% de las operaciones) se realizó en empresas con menos de 9 trabajadores, tal y como viene siendo habitual en los últimos años”.

Desde el punto de vista de tipo de inversor, el 57% del volumen invertido en Venture fue realizado por operadores privados frente al 43% de los inversores públicos. “Tradicionalmente, el peso de la actividad de Venture Capital, desde el punto de vista del número de operaciones, se apoyaba principalmente en el sector público. Sin embargo, este año su peso ha disminuido significativamente pasando del 62% en 2010 al 53% en 2011. Por el contrario, el número de operaciones realizadas por el sector privado ha aumentado significativamente (38% respecto a 2010), concentrando el 47% sobre el total de operaciones, debido en gran parte a la incorporación de Wayra y a la intensa actividad de Caixa Capital Risc”, apunta el informe.

Si nos centramos en la inversión en Venture Capital según la fase de desarrollo, todas las categorías cayeron respecto a 2010 a excepción de la inversión en capital semilla que ha pasado de 23,5 millones de euros en 2010 a 31,2 en 2011. Las empresas en fase arranque recibieron 80 millones de euros de inversión (38,3% sobre el total de VC), mientras que otras fases iniciales concentró el 46,8% del capital invertido por VC (97,7 millones de euros). Por número de operaciones, también destacó la fase semilla al crecer el número de proyectos financiados un 87,4% (de 103 operaciones en 2010 se pasa a 193 en 2011), siendo el mejor resultado desde que se tienen estadísticas de VC. En esta categoría los inversores más activos fueron Caixa Capital Risc y CDTI habiendo financiado numerosos proyectos semilla a lo largo de 2011.

En cuanto a los sectores que mayor volumen de inversión de VC recibieron a lo largo de 2011 fueron los sectores de Informática (25%) por operaciones como Social Point, Basekit y GetApp (Nauta) o Restalo.es de Active Venture Partners; Biotecnología/Ingeniería Genética (13%) por operaciones como Medlumics (Ysios, CDTI y Caixa Capital Risc), Cardoz (Ysios), Genmedica (Caixa Capital Risc, ICF, Uninvest-Unirisco) o AMPharma (Ysios), y Productos y Servicios Industriales (10%) por operaciones como Morgan Solar y WESTEC Environmental Solutions (Iberdrola), FanTechnologies (Gestión CR País Vasco) o Mevion Technologies (Clave Mayor). Por número de operaciones destacaron Informática (44,5%), Biotecnología/Ingeniería Genética (16,3%) y Productos y Servicios Industriales (7%).

Por Comunidades Autónomas, tanto por volumen como por número de operaciones, destacó Cataluña concentrando el 32,3% de las operaciones y el 27,4% del volumen invertido. En la región de Madrid también se realizó gran parte de la actividad de VC (29,7% de inversión y 25,4% de operaciones) A bastante distancia se situaron el resto de comunidades: Andalucía y Extremadura con un peso en torno al 7% de la inversión. Y en número de operaciones de nuevo Andalucía (8,7%) y Comunidad Valenciana (7%). A 31 de diciembre de 2011 la cartera (a coste) de VC superó los 1.961 millones de euros en cartera repartidos en 2.009 empresas.

En palabras de Maite Ballester, presidenta de ASCRI, que apunta en el citado informe, 2011 ha sido un año dispar, porque “los datos del primer semestre parecían confirmar la recuperación iniciada en 2010, apoyada en gran parte por las grandes operaciones cerradas por los fondos internacionales. Sin embargo, dado que esta reactivación de la actividad se estaba produciendo en un entorno económico complicado, éramos prudentes en cuanto a previsiones. En verano se produjo un nuevo cambio de tendencia y una nueva caída de la actividad. Todo esto nos ha llevado a cerrar un 2011 sin grandes alegrías y podemos decir que el panorama para el sector sigue siendo difícil”. Así, la captación de nuevos fondos para invertir ha sido mínima en 2011 y los fondos totales pendientes de invertir han disminuido notablemente en los últimos 3 años. “La actividad inversora es razonablemente buena en número, pero fuertemente impulsada por los inversores internacionales en relación al volumen; en cuanto a las salidas o desinversiones, el ritmo ha mejorado, aunque los procesos siguen siendo largos”.

En cuanto a las perspectivas, “la recuperación de la economía y de nuestro sector será un proceso largo y no se prevé notar una mejoría clara antes del 2013. En España, algunas de las medidas introducidas por el nuevo Gobierno van dirigidas a restablecer la confianza en la economía española, así como a facilitar el crédito a las pymes y a los emprendedores. Otras claves de la recuperación parecen ser la internacionalización de las empresas (abrir nuevos mercados) y la innovación de nuestro sector productivo (creación de nuevas empresas para crear nuevos puestos de trabajo)”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo