El consumidor omnicanal

Para 2020, los teléfonos móviles ya serán el principal canal de comunicación con los clientes, por delante de las tiendas físicas, las webs o los call centers, pero muchas pymes no estarán preparadas.

El futuro del pequeño comercio pasa por adaptarse a los nuevos hábitos del consumidor, ofreciendo servicios más innovadores. La mayoría de las pymes son conscientes de ello, pero sólo un 3% de los comercios considera que el empresario está a la altura de lo que demanda el consumidor.

Comercios a dos velocidades
Los datos forman parte de un estudio realizado por MasterCard, en el que se retratan comercios de dos velocidades. Una tercera parte de ellos asegura que tiene ya previsto invertir en nuevas tecnologías para mejorar su oferta en comercio electrónico y a través del móvil. Otra tercera parte se sitúa en el otro extremo: no se plantean invertir en tecnología porque creen que en breve aparecerá otra nueva que atrapará al consumidor y que su inversión quedará en saco roto.

El nuevo consumidor
El informe deja claro que quien lleva la voz cantante es un consumidor omnicanal, omnipotente y más inteligente que obligará a los comercios a adaptarse en los próximos años.

El móvil será el rey. Bien a través de tecnología NFC o por geolocalización para ofrecer descuentos, el móvil es el nuevo escaparate y en 2020 será el principal canal de comunicación con el cliente.

Venta multicanal. Los comercios se están centrando ahora en ofrecer un buen servicio a través de su web y del móvil, pero a largo plazo tendrán que ofrecer estrategias de venta multicanal, conectando la tienda física con la online.

Publicidad - Sigue leyendo debajo