El microcrédito se acerca a la empresa

Nació para países en desarrollo, entró en España destinado a personas en riesgo de exclusión social y hoy es un instrumento financiero para crear empresas. El 73% de los negocios que han recibido un microcrédito sigue abierto. Esta es la radiografía de las microfinanzas españolas.

image
ReBorn, un estudio de diseño que nació gracias a un microcrédito

María es arquitecta. Perdió su trabajo y, pese a la mala situación de su sector, buscó una salida: creó un proyecto para fabricar muebles a partir de materiales reciclados. "Teníamos recursos propios, pero necesitábamos financiación, y al tratarse de un proyecto ecológico no tenía cabida como negocio en otras entidades financieras", cuenta. Con 25.000 euros de microcrédito puso en marcha lo que hoy es ReBorn, un estudio que trabaja entre Berlín y Barcelona y que sigue creciendo.

El de María es uno de tantos ejemplos de proyectos que han nacido a partir de un microcrédito, una figura financiera bastante atractiva: crédito de 25.000 euros máximo para el que que no hacen falta avales. Aunque esta figura surgió en los 70 en países en vías de desarrollo y cuando se implantó en España se dirigía a personas en riesgo de exclusión, la crisis lo ha convertido en un instrumento más para crear empresas.

En España, la mayor parte de los microcréditos concedidos viene de cajas de ahorros, entidades sociales y, en menor medida, de bancos como Microbank de La Caixa. Precisamente este último acaba de presentar su informe anual sobre el impacto del microcrédito en España, para el que entrevista a 600 empresarios que han recibido uno. ¿Conclusiones?

- Negocios abiertos por oportunidad de negocio clara... o por desempleo.

El 29% de los emprendedores abrieron su empresa porque vieron una oportunidad de negocio clara, mientras que un 25% estaban en paro y buscaban una salida laboral. Dentro de este dato, lo interesante es ver cómo afecta al éxito de las empresas creadas. El 29% de los que continúan con su negocio abierto vieron la oportunidad... y el 70% de los que cerraron lo habían puesto en marcha por "ganar independencia". En resumen: funcionan mejor los pequeños negocios puestos en marcha al detectar un hueco que por necesidad o ganas de independencia.

De hecho, ¿cómo funcionan los negocios financiados con microcréditos? ¿Continúan abiertos?

- El 73% de los negocios que han recibido un microcrédito continúa abierto

El 24% ha cerrado y el 3% está en traspaso. Estas cifras varían según el microcrédito se haya usado para abrir o ampliar negocio: el riesgo de conceder microcréditos es menor cuando los negocios que ya están abiertos, pues un 84% de estos continúan funcionando... mientras que solo el 62% de los que usaron su microcrédito para abrir y empezar la actividad lo hacen.

Por otro lado, el 34% de los negocios que han cerrado lo han hecho antes del primer año de vida, periodo crítico para la supervivencia de las empresas. La mayoría (77%) cerraron porque no eran rentables.

- En el 60% de los casos, el microcrédito significó más de la mitad de la inversión inicial

Esto confirma que es un buen instrumento para la creación de microempresas: un 75% de los entrevistados creen que sin él no hubiera sido posible. Además, el impacto que tiene sobre la creación de empleo también es notable, ya que el 88% de los microemprendedores son empleados por cuenta propia en sus propios negocios. Cada uno, según los datos de la encuesta, genera una media de 1,3 puestos de trabajo.

- ¿Qué tipo de negocios se crean?

Por hacer una foto del tipo de negocio que se crea con los microcréditos: el 79% son autónomos en el sector del pequeño comercio y los servicios (aunque este año, indica el informe, hay menos bares, cafeterías y restaurantes que otros) y la mayor parte están en la ciudad o el barrio. Un 24% tienen presencia nacional y solo un 9% internacional.

En cualquier caso, lo que queda claro es que la crisis ha afectado al impacto de las microfinanzas: sí, evoluciona y, como indican desde Microbank, "hemos pasado de tener un producto para un nicho específico a una forma reconocida de finanzas. Se ha normalizado el perfil del beneficiario y los negocios que surgen de los microcréditos son cada vez más similares al resto de negocios que se crean en España".

Publicidad - Sigue leyendo debajo