¿Es España un mal país para crear empresas?

El informe Doing Business, del Banco Mundial, sitúa a España en el puesto 142 de 189 en países con facilidad para la apertura de negocios. ¿Por qué?

Montar una empresa en España es más difícil que en Ruanda, Jamaica, Afganistán, la República Kirguiza, Chile, Australia, Bielorrusia, Marruecos... y así hasta 141 países. Lo dice el Banco Mundial en su informe Doing Business, que analiza la facilidad o dificultad para hacer negocios en 189 países. España ocupa el puesto número 52 en el ranking global (incluye variables como el acceso al crédito, las licencias de construcción o los impuestos), pero es en el apartado concreto de Apertura de negocio donde salimos peor parados. Puesto número 142 de 189. ¡Bam!

¿Por qué? Esta medida tiene en cuenta cuatro variables: número de trámites, número de días que se tarda en hacer todos los trámites, coste de los trámites (en porcentaje de ingresos per cápita) y el requisito de capital mínimo (también en porcentaje de ingresos per cápita). En España, el caso que analiza el informe es el de apertura de una Sociedad de Responsabilidad Limitada en Madrid. Hay que hacer 10 trámites, se tarda 23 días, el coste de todo el papeleo es del 4,7% de los ingresos per cápita (unos 1.180 € según el caso que aparece en el estudio) y el capital a desembolsar, 3.000 € de constitución, es el 13,4% de los ingresos per cápita. En la media de la OCDE, hay que hacer 5 trámites en 11 días que cuestan un 3,6 % de los ingresos per cápita y desembolsar un 10,4% de esos mismos ingresos per cápita.

"No es nada del otro mundo"

Sebastian Chartier es empresario. Nacido en Francia, llegó a España en 1999 y ha montado siete empresas aquí desde entonces. "No tenía ni idea de las leyes españolas y no es nada del otro mundo. No es mucho más complicado que en Francia y en los últimos años se ha mejorado mucho. Hace diez se tardaba unas cinco o seis semanas y hoy en diez o quince días lo tienes", afirma.

Tanto en el coste como en el tiempo que se tarda en hacer todos los trámites, Doing Business muestra esta mejora en los últimos años (los PAIT, puntos de asesoramiento e inicio de tramitación, y las Ventanillas Únicas unifican algunos de los trámites). El coste que da el informe (1.180 €) sube porque cuenta unos 500 € de notario (coste variable según el notario) y la declaración de inicio de actividad, que necesitan las empresas con local y que hay que tramitar por la vía privada (350 €).

Las empresas que ha creado Chartier son de servicios (la asesoría CreaCapital, la revista Capital & Corporate...), así que no incluyen licencias de apertura de local. "Entiendo que es más fácil para una compañía de servicios que para una empresa que necesite un local, pero también el tema ha mejorado con las licencias exprés. Hoy en día se puede empezar a trabajar antes", explica. En la variable del informe Doing Business que analiza las licencias, 'manejo de permisos de construcción', España sale relativamente mejor parada: somos el país número 98 de 189; 9 trámites, 230 días y 172% del ingreso per cápita de coste. La media de la OCDE es de 13 trámites, 147 días y 84% de coste (sobre el ingreso per cápita).

"En España", continúa Chartier, "siempre han hecho un mundo de la burocracia, pero si de verdad eso te da miedo... Es el paso más fácil. Es más complicado, por ejemplo, el cierre de la compañía, que nunca se comenta: una experiencia que no le recomiendo a nadie. Montar una compañía de servicios es sencillo, lo único es que una vez complicas las cosas se tarda un poco más. La última que monté fue en 2009, Creaventure, y tardé cinco días. Si la gente piensa que es complicado, que no la monte, porque es lo más fácil".

Publicidad - Sigue leyendo debajo