Refinancia tu deuda en la fase preconcursal

Si los problemas financieros te acechan y quieres mantener tu empresa viva, vuelca tus esfuerzos en negociar un plan de pagos con tus acreedores en la fase preconcursal.

image
El 97% de las empresas concursadas acaba en liquidación

Rápido, rápido. No, no es el título de una película de carreras de coches, sino la actitud que deberías tener si tu empresa está en situación de insolvencia y quieres garantizar su continuación. Rápido para detectar los problemas financieros. Y rápido para si se da el caso, buscar capital, vender activos... o solicitar un concurso de acreedores, gracias al cual negociar un plan de pagos que permita la supervivencia de tu empresa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

“Adelantar la negociación a una fase anterior al nacimiento de los impagos garantizará mayores perspectivas de entendimiento con los acreedores”, explica Carlos Pavón, socio director de Iure Emprendedores & Business. La prevención es la clave, “ya que la negociación preconcursal eludiría la entrada en el proceso concursal del deudor, al permitir a los acreedores la negociación singular de sus créditos sin las cortapisas del convenio concursal”, añade.

Ante tus acreedores, el argumento fundamental es garantizar la continuidad de la empresa para poder cumplir ese plan de pagos negociado. Es lo que se denomina el convenio anticipado de acreedores, “cuya presentación exige la aportación de unas adhesiones iniciales que legitime su aportación, para lo cual podrá hacerse valer los apoyos recibidos por ciertos acreedores durante la fase preconcursal”, completa el socio de Iure.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Finanzas