La otra ciencia de Bayer

No sólo de Aspirinas vive Bayer. Aunque casi todos la identificamos con proyectos de salud, la firma está inmersa en el desarrollo de materiales de altas prestaciones.

image
Patrick Thomas, presidente del Consejo de Dirección de BSM, en la rueda de prensa celebrada en Barcelona.

Su división Bayer Material Science (BMS) es un fabricante de materiales de altas prestaciones y de sistemas innovadores. La empresa obtiene gran parte de su volumen de ventas con productos que ocupan posiciones punteras en el mercado mundial.

De la Brazuca, la pelota que tantas alegrías y disgustos ha dado en el Mundial de fútbol de Brasil, al revestimiento de la cabina de un avión pasando por el flash que ilumina los selfies que se realizan utilizando millones de teléfonos inteligentes. Todos estos productos tienen un denominador común: se han concebido, probado y fabricado en Bayer Material Science (BMS), empresa del grupo Bayer dedicada a los materiales de altas prestaciones.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

En este campo, la estrategia de Bayer es clara y busca respuestas prácticas a la escasez de recursos, el crecimiento de la población, el nivel de emisiones de gases invernadero y al alto consumo de energía. Para ello, busca sistemas de producción que reducen las emisiones contaminantes y el consumo de energía. En este sentido, el sistema STRUCTese, de gestión global de energía, se aplica ya a más de 50 plantas de Bayer con un resultado espectacular: se han reducido en más de 300.000 toneladas anuales las emisiones de gases contaminantes. BSM también investiga en productos mucho más ligeros para la industria automovilística, como sustitutos de las piezas metálicas por otras igualmente resistentes realizadas con policarbonatos. La sustitución de las piezas tradicionales de metal por éstas más ligeras conlleva una importante reducción de emisiones de gases, ya que una disminución en el peso de un automóvil del 10% se traduce en la reducción del consumo de combustible en el 5%, aproximadamente. Asimismo, bajo el paraguas de BSM, Bayer ha logrado conseguir materiales aislantes muy ligeros y delgados que consiguen proteger del calor y el frío, viviendas, aviones y otros elementos que gastan mucha energía en mantener una temperatura constante.

Personas, planeta y rentabilidad

La base de BSM, según comentó a EMPRENDEDORES en su reciente visita a España, Patrick Thomas, presidente del Consejo de Dirección de BSM, está en que sus proyectos respeten las tres “p” de people, planet y profit (personas, planeta y rentabilidad). Los más de 700 proyectos de investigación que BSM lleva a cabo han superado el test de estos criterios. Si hubieran fallado en uno solo de ellos, hubieran sido descartados.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Los números indican que el negocio funciona y tiene un largo campo de crecimiento por delante. En 2013 las ventas mundiales de BMS llegaron a 11.238 millones de euros (213 millones en la región Iberia que engloba España y Portugal), dando trabajo a 14.300 personas en más de 30 centros repartidos por todo el mundo.

Dentro de los proyectos estrella de Bayer Material Science, se encuentra la construcción de una fábrica cerca del complejo de Dormagen (Alemania) para la fabricación de espumas de poliuretano utilizando como materia primera el CO2 (con miles de aplicaciones, por ejemplo, para el relleno de la silla en la que estás sentado). El proyecto, bautizado como “Dream Production” tiene una inversión de 15 millones de euros y permitirá comercializar 5.000 toneladas anuales de las nuevas espumas a principios de 2016.

En el sector de la construcción, BSM también ha desarrollado productos muy novedosos, como tablones de “madera” ultraresistentes e impermeables, realizados tratando con poliuretanos ingredientes de desecho, como son la cáscara de cacahuete, espigas de trigo, restos de caña de azúcar o malas hierbas secas. Estos materiales de construcción ya se están probando en países como Filipinas, por su coste bajo y su altísima resistencia que los hace aptos para zonas donde abundan los tifones.

Publicidad - Sigue leyendo debajo