“Hay que motivar más el talento en las empresas”

Abordamos con ella el valor del talento en las empresas en un entorno de recortes de plantilla como el actual (“el carácter innovador de una compañía crece en relación al talento individual”), los perfiles más demandados (“todos aquellos relacionados con big data, cloud, marketing online, posicionamiento en buscadores, movilidad y redes sociales”) y el talento como herramienta de productividad (“la mala selección del talento influye negativamente en la competitividad empresarial”).

Para esta profesional especialista en identificar, fomentar y reclutar a los mejores talentos, no sólo es necesario fomentar el talento en las empresas (“basta con escuchar más a los empleados”), sino que –afirma– “en España no se motiva adecuadamente”.

EMPRENDEDORES. Defíname el talento.
MARTA DÍAZ. Yo, por talento, entiendo producir resultados extraordinarios durante un periodo de tiempo, el compromiso de seguir ofreciendo esos resultados extraordinarios y además transmitirlos. Hay personas que producen esos resultados buenísimos pero no los trasmiten.

EMP. ¿El talento se puede aprender?
M.D. Se pueden aprender las competencias basadas más en aspectos técnicos, como el inglés, informática, programación… Pero hay otro tipo de competencias que naces con ellas en función de tu entorno, valores… porque ¿cómo se puede aprender el compromiso, si no lo ves en tu familia, amigos…? Eso lo has tenido que palpar.

EMP. ¿Qué tipos de talento son los más demandados por las empresas?
M.D. Fundamentalmente, se demandan perfiles tecnológicos relacionados con big data, con todo lo que está en la nube (cloud), movilidad, marketing online, posicionamiento en buscadores y redes sociales e ingenieros de calidad, seguridad y medio ambiente. En este sentido, hay una falta de formación, una brecha entre lo que se estudia y lo que necesita el mercado. Según la Comisión Europea, en 2015 habrá 864.000 empleos TIC sin cubrir, esto no se puede permitir en un país como España que tiene un elevado número de desempleados.

EMP. ¿Qué papel juega el talento en todo ese proceso?
M.D. Todas las personas tienen algún talento. Para descubrirlo las empresas deberían hablar y escuchar más a sus empleados. Un buen líder no es lo mismo que un buen jefe. Un buen líder, aparte de marcar el camino, lo que tiene que hacer es escuchar y estar abierto a buscar vías para ayudar a esa persona, independientemente de ayudar a todo el proyecto y al objetivo global de la empresa. Sin olvidar que un mala selección del talento influye negativamente en la productividad de la compañía y, por tanto, en su competitividad.

EMP. En esta época de EREs y recortes, da la impresión de que el talento está sobrevalorado. ¿Cuál es el enfoque correcto?
M.D. En el momento actual, donde el mercado cambia constantemente, el carácter innovador de una compañía crecerá en relación al talento individual de sus empleados, pero si no están enfocados a mejorar el conocimiento global, el talento colectivo, serán perfiles que no ayudaran a la competitividad internacional ni a superar los diferentes retos que tienen marcados en sus hojas de ruta. Lo que está pasando en España es que no se motiva adecuadamente el talento. Yo soy partidaria de retener el talento.

“En España, el talento no se motiva adecuadamente”, afirma Marta Díaz.

EMP. Qué es más importante, ¿el talento o los títulos?
M.D. El talento es importantísimo, pero la formación es indispensable. No se puede tener una cosa sin la otra. Tu mente no se puede abrir, si antes no tienes una base. Por eso hay que fomentar que en los colegios se impartan clases sobre emprendimiento, aunque sean extraescolares.

EMP. ¿Eres de las que opina que la crisis ha impulsado el talento emprendedor, forzado por la necesidad?
M.D. Emprender por necesidad es un problema serio, porque conlleva muchos recursos en algo que si no ve la luz pronto, malo. Es complicado. No todos los perfiles encajan en la categoría de emprendedor, porque es verdad que te lanzas sin red. Antes de emprender, tienes que tener mucho cuidado y analizar bien hasta donde eres capaz de llegar, porque durante dos o tres años no tienes sueldo. Detrás de un emprendedor de éxito hay mucho trabajo, sacrificios, dedicación completa, noches sin dormir… Es otro mundo.

El valor del talento

Talentoscopio ha encuestado a un centenar de inversores de startups para conocer su valoración sobre los proyectos en los que invierten. Este estudio desvela que el 78% basa sus decisiones en “sensaciones personales”. No obstante, “los inversores reclaman a los emprendedores y a las startups que se rodeen del mejor equipo profesional y multidisciplinar que pueda sacar adelante el negocio. De nada sirve tener la mejor de las ideas si no se cuenta con socios aptos y cualificados para ponerla en práctica”, explica Díaz.

Talentoscopio selecciona los perfiles más adecuados para incorporarse a esas startups a través de Talentoscopio Selección y reorienta a desempleados y profesionales con Talentoscopio Carreras, siempre usando el talento como vara de medir.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Líderes