Datos que valen una fortuna

En el reportaje sobre smart cities que publicamos en el mes de enero te hablamos del uso (y oportunidades de negocio) que tiene la interpretación masiva de datos (big data) en el contexto de la gestión de las ciudades inteligentes, como en la gestión del tráfico, sistemas de riegos, seguridad, etc.

Pero el gigante mercado de los datos abarca muchas más áreas: marketing, salud, deporte y ocio, entre otros.

Marketing. Se está aplicando para crear modelos de consumo predictivos, a partir del análisis del comportamiento en tiempo real, y así anticipar la pérdida de clientes, los productos que se venderán mejor, la sensibilidad al precio de cada consumidor...

Salud. La información procedente de los wearables y las redes sociales sirven para identificar riesgos de enfermedades que puedan aparecer en el futuro, identificar variaciones genéticas asociadas al cáncer o anticipar propagaciones de epidemias como la del Ébola.

Agricultura. Se está utilizando para que los agricultores tomen decisiones basadas en predicciones de lluvias, enfermedades que puedan afectar a sus cosechas e, incluso, para conocer cuál es el mejor momento para regar o cosechar cada parcela.

Deporte y ocio. La combinación de sensores que analizan el rendimiento de un jugador con la información sobre nutrición y sueño permite diseñar formas de mejora en los resultados.

De hecho, nos parece tan importante esta tendencia, que dedicaremos a ella el dossier de nuestro próximo número de marzo. No te lo pierdas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo