Cómo hacer propuestas arriesgadas

Las novedades en la forma de trabajar suelen despertar reticencias. 

Ante propuestas arriesgadas hay que intentar mejorar la percepción negativa de la plantilla frente a los cambios. Ronald Heifetz, en su libro La práctica del liderazgo adaptativo (Paidós), nos da estas pautas para convencer a los empleados de propuestas arriesgadas.

1. Pídeles que piensen en varios experimentos menores para poner a prueba nuevas maneras de trabajar que impulsen la misión de la organización.

2. Cuando apruebes un experimento que podría generar conocimiento nuevo, dale tiempo y recursos, eliminando algún punto de la lista de tareas pendientes a las personas responsables de llevarlo a cabo.

3. Cuando veas que alguien tiene dificultades con un experimento, reconoce lo difícil que es aprender del éxito y del fracaso.

4. Durante las evaluaciones de rendimiento habituales, valora la capacidad de asumir riesgos sensatos. Convierte la mayor asunción de riesgos en un objetivo para el año siguiente.

5. Asume tú también riesgos, e informa a tu equipo de tus fracasos, no sólo de tus éxitos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo