Relanzar un negocio en crisis

Emprender convirtiendo a una compañía crisis en un negocio rentable puede ser una alternativa empresarial. Con un presupuesto amplio y los siguientes consejos, puedes acertar y reflotar una empresa.

image
Comprar una empresa y relanzarla es una alternativa empresarial

¿Ganas de emprender… y miedo a empezar desde cero? Si cuentas con un buen presupuesto, una interesante alternativa empresarial es la de comprar un negocio que atraviese un mal momento y relanzarlo, convirtiéndolo en rentable.

Antes de nada, es muy importante analizar las condiciones en las que se encuentra: su posicionamiento en el mercado, la situación económico-financiera, etc., además de los recursos con los que cuentas para hacer frente a la situación. Por otro lado, hay que tener claro que si la compañía está endeudada o sus vendedores están mintiendo a la hora de dar datos, no conviene realizar la compra.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Una vez hecha, los pasos a seguir son los siguientes:

  • Analiza sus puntos fuertes y débiles. Para relanzar la compañía, es necesario reducir costes, pero estudiando primero dónde. Descubre qué servicios hacen al negocio diferente de la competencia y cuáles son más rentables, y céntrate en ellos para no dejarlos descuidados. Hacerlo puede suponer un grave problema.
    • Contacta con los clientes. Ellos deben ser los primeros en saber qué cambios se van a producir en el relanzamiento y de qué forma les va a afectar. Puedes informarles de varias formas, desde convocar una reunión hasta enviar una carta en la que expliques lo sucedido. En cualquier caso, no desoigas sus opiniones, pues pueden ofrecer las claves para mejorarlo.
      • Negocia con los bancos. Levantar un negocio requiere suficientes recursos financieros, así que es fundamental negociar con bancos u otras fuentes de financiación que nos ofrezcan buenas condiciones para cubrir nuestras necesidades. Además, existen ayudas y subvenciones para reestructurar empresas en crisis.
        • Forma a tu personal. Tras la compra, podemos mantener a los empleados que trabajaban anteriormente para la empresa. En este caso, debemos reunirlos para que nos informen sobre el funcionamiento de la compañía y los problemas que atravesaba. Nadie mejor que ellos para saber cómo relanzar la empresa. Si, en cambio, pensamos contratar nuevo personal, conviene ser exigente: para reflotar una compañía en crisis se requiere gente muy preparada. Es recomendable invertir en su formación.
          • Reforma las instalaciones, centrándote en las que estén más deterioradas. Otra idea interesante es renovar la imagen del negocio, de forma que se aprecie que ha habido un cambio de dueño y de línea de negocio.
            Publicidad - Sigue leyendo debajo
            • Apuesta por la publicidad. Cuando la organización esté preparada para desarrollar sus funciones, invierte en publicidad para que el público se entere del relanzamiento. En la campaña, destaca las novedades que introducirás, y no olvides remarcar el valor añadido que se da con el relanzamiento de la empresa.

              Publicidad - Sigue leyendo debajo