Multitud de posibilidades

Premios literarios, cinematográficos, musicales, muestras de arte, días para emprendedores, innovación, inventos, pasarelas de moda, concentraciones de motos… Son muchas las opciones que pueden dar lugar a un evento. Y nos ofrece unas claves para hacer que triunfe:

A pesar de que el primer año puedas acertar de lleno, el modelo de ruido basado en un evento se debe realizar a medio plazo.

Debes crear un evento singular, plenamente diferenciado de todos y, sobre todo, conceptualizado pensando con el corazón. Olvídate del dinero.

Si consigues instituir esta cita anual, los medios de comunicación marcarán esa fecha en el calendario y ese será tu gran día para transmitir tu mensaje.

Aunque el primer año estés más solo que la una, no desfallezcas. Te puede sorprender mucho ver la curva de interés el segundo año.

Eso sí, sé auténtico y coherente con tu filosofía y forma de pensar.