¿Qué tareas debes delegar para ser más eficaz?

La finalidad de delegar es lograr nuestros objetivos al menor coste posible, aumentando nuestra capacidad y la del equipo para mayores empeños, lo que requiere simplificar nuestro propio trabajo”, argumenta José María Acosta Vera en su libro Delegar (Esic Ed.). Y añade otro objetivo: “Fomentar el desarrollo de los miembros del equipo”. Por ello, Acosta opina que las funciones más adecuadas para delegar son aquellas que…

  • No dominas especialmente, y un colaborador puede realizar igual o mejor que tú.
  • No te gustan (y por consiguiente no haces bien) y que no es necesario realizar personalmente.
  • Te ocupan mucho tiempo. Lo que te impide hacer o pensar cosas quizás más importantes.
  • Un colaborador puede resolver más rentablemente que tú (aunque lo haga peor).
  • Puede suponer una formación para el colaborador (se aprende haciendo).
  • Pueden convertir en un especialista a alguien de tu equipo. – Te convierten en cuello de botella o en imprescindible, porque eres el único que sabes hacerlas.