Si la cara es el espejo del alma, el escaparate lo es de la tienda: es el primer impacto que reciben los consumidores, y de la impresión que cause en ellos dependerá el que pasen de largo o decidan conocer su interior. Según los expertos, los escaparates tienen sólo once segundos para convencer al transeúnte de que entre al establecimiento, lo que les convierte en una atracción pública y un medio de comunicación.

En la mayoría de pequeñas tiendas es, por falta de recursos, el propio propietario o encargado el se ocupa de la decoración del escaparate, pero los escaparatistas están cada vez más demandados. Para quienes quieran iniciarse en el mundo del escaparatismo, y para propietarios o encargados de tiendas, el Instituto de Formación Empresarial de la Cámara de Madrid incluye en su oferta el curso Escaparatismo y Visual Merchandising.

Impartido por creativos que han decorado los escaparates de marcas como Lee o Yves Rocher, el curso comenzará el próximo 15 de septiembre y durará tres meses, en horario de 18.30 a 22.00 de lunes a jueves (182 horas lectivas). Toda la información estará disponible en la web de la Cámara de Comercio de Madrid y en el 91 538 35 00