4 pequeños negocios que han pasado de estar a un paso de echar el cierre a vivir el verano de su vida

Pequeños negocios relacionados con el turismo que han podido salir del apuro con el apoyo de acompañamiento gratuito y microcréditos sociales

negocios

Tras dos años de restricciones por la pandemia, el verano de 2022 ha supuesto la recuperación del sector turístico con cifras de ocupación a niveles de 2019. El aumento del turismo está siendo la clave para muchos negocios de nuestro país que obtienen entre el 80% y el 90% de sus ingresos anuales en esta época.

Sin duda alguna uno de los productos estrella del verano son los helados. Godofredo Camacho lo sabe bien y después de trabajar muchos años en varias heladerías decidió abrir en solitario su propia heladería artesana en la zona turística de Málaga: “La Heladería de Benajarafe”. La pandemia fue un duro golpe y estuvo a punto de cerrar, pero gracias a un microcrédito social con servicios de acompañamiento y asesoría no solo ha salvado su heladería, sino que este año está siendo el verano de su vida con un aumento en su facturación de más de un 30%.

Negocios de baño

Otro de los productos que vive su época dorada en verano es la moda de baño. «Wavi Active and Beachwear se dedica al diseño y confección de bañadores y bikinis hechos a mano 100% en Canarias con diseños únicos y bajo pedido para cada cliente. Verónica, su propietaria nos cuenta que “Este verano estoy teniendo bastantes ventas, sobre todo de clientes antiguos que están queriendo diseños nuevos” De cara a otoño invierno, y para que la marca no pierda presencia, Verónica sigue diseñando bañadores para actividades acuáticas como la natación y se centra además en la fabricación de sudaderas.

Turismo activo

En Guara Canyon, una empresa de turismo activo de Rodellar, en el parque natural de Guara, Aragón, también están notando el aumento de visitantes a la región que demandan actividades deportivas según comenta Anna Dotu, su propietaria. Para Guara Canyon este verano está siendo todo un éxito pues sobre todo han notado un gran aumento del turismo familiar.

Mercadillos ambulantes

Uno de los sectores más tocados por la crisis de la pandemia fueron los mercadillos ambulantes, que este verano han recuperado toda su actividad. Mame Diara, de origen senegalés lleva más de 15 años en Mallorca, su negocio de venta de moda y complementos “Al Yousraah” en diferentes mercadillos de la isla es la fuente de ingresos que le permite mantener a sus 4 hijos. Nos cuenta que “este verano está yendo genial y hay que aprovecharlo al máximo después de estos años tan duros”.

Para pequeños negocios como estos, que estuvieron a punto de cerrar durante la pandemia, fue clave recibir cuando más lo necesitaban un Microcrédito Social de la Fundación Youth Business Spain, miembro en España de una red internacional formada por organizaciones sin ánimo de lucro que desde hace más de 20 años apoyan a jóvenes en la puesta en marcha y consolidación de negocios.

Al inicio de la pandemia Youth Business Spain lanzó un programa de microcréditos sociales para ayudar en la reactivación y reorientación de negocios con difícil acceso a la banca tradicional.  Además de la ayuda económica reciben asesoramiento, acompañamiento y formación de manera gratuita. Una fórmula de éxito que han utilizado cerca de 150 pequeños negocios de toda España a los que han otorgado más de 550.000€ en ayudas y micro financiación.

Los pequeños negocios de nuestro país y posiblemente del mundo entero recordarán el verano de 2022 como el de la recuperación post-covid, un verano que está dando un pequeño respiro al sector turístico, que lo vive con cautela, ante un otoño incierto debido al incremento de los precios y la escasez energética causada por guerra.

Puedes leer más sobre oportunidades de negocio aquí: 7 startups que han encontrado su oportunidad en negocios ya existentes.