Cuatro ideas brillantes que dan una pequeña vuelta de tuerca a conceptos clásicos

Una app con gamificación para reducir el consumo de alcohol, campings y cabañas con glamour, insectos como alimento de otros animales y un gran concepto del do it yourself

oportunidadesi nternacionales

Son ideas de negocio de emprendedores de aquí y de fuera de nuestro país, con una pequeña vuelta de tuerca a conceptos clásicos en los que inspirarte para montar tu propio negocio. Ideas brillantes para copiar.

Una app para reducir el consumo de alcohol

Con gamificación y un montón de artículos de refuerzo con sus mensajes como camisetas, pulseras, bolsas de viaje, bandas para el pelo, etc. para lucir a modo de medalla (previa compra online), One Year No Bear intenta concienciar a la gente sobre los beneficios de reducir el consumo de alcohol. Dicen que lo que les hace diferentes es precisamente ese incentivo para construir nuevos hábitos saludables (no solo dejar el alcohol). De hecho, no está pensado para personas con severos problemas de alcoholismo, sino para personas que beben de forma habitual pero en exceso. Sus fundadores lo idearon a partir de un estudio que demostraba los beneficios de no tomar alcohol durante un mes, reduciendo el colesterol, el peso y aumentando significativamente la concentración de quienes cambiaba sus hábitos.

Campings y cabañas con glamour

Glamping es una startup que propone una oferta de campings con glamour, de ahí la propia marca. Aunque tiene su origen en Sevilla, dispone de una amplia oferta también en Estados Unidos, donde tienen sede propia. Y a pesar de la marca, la principal gracia de su catálogo está en las cabañas con encanto que ofrecen. De hecho, es más bien un airbnb de cabañas que ponen en el mercado sus propietarios para alojar a viajeros que buscan establecimientos diferentes. Una propuesta que está viviendo un gran empuje con el covid, por el aumento de la demanda de turistas por este tipo de oferta en detrimento de los alojamientos situados en el centro de las ciudades. De hecho, les acaban de hacer una inyección de capital de millones de dólares para impulsar su crecimiento en nuevos mercados.

Insectos para alimentación animal

Si las foodtech ya han utilizado insectos para producir harinas y galletas destinadas a la alimentación humana, parece lógico que éstos sirvan también como abono para la agricultura y comida para animales de granja. La UE lo permite ya desde el año 2017. El uso de insectos facilita el impulso de la economía circular al reducir la importación de harina de pescado o la de harina de soja, más difíciles de producir de forma local. Los agricultores pueden trabajar así sin depender de los grandes mercados mundiales. Farminsect ha desarrollado una plataforma conectada con sensores que guía a los agricultores en todo el proceso de producción de los insectos para que los puedan cultivar sin ningún tipo de conocimiento previo sobre su cría. Estas crías se pueden emplear después para dar de comer a otros animales (una alimentación más sana ya que se reduce el uso de antibióticos) o emplearlos para fabricar compost de alta calidad. Está considerada una de las agritech con más futuro de Europa.

El concepto del do it yourself elevado a la enésima potencia

La empresa francesa Make impulsa el concepto de crear uno mismo todo lo que necesite (o reparar cosas que todavía se pueden reutilizar) para evitar el despilfarro de todo tipo de productos. No es el concepto de do it yourself basado fundamentalmente en las manualidades que se han impulsado desde la mayoría de plataformas, sino que abarca muchas otras disciplinas: desde la producción artesanal de cosmética y maquillaje, pasando por artículos de alimentación, joyería, productos naturales para la limpieza y el mantenimiento del hogar, manualidades para niños, pintura, mercería, decoración… Make es fundamentalmente un proveedor de productos para para makers, les provee de todo lo necesario para producir una extensa gama de artículos propios.