Tres startups que han encontrado su nicho en resolver problemas a otras startups

Una plataforma para fijar precios, tecnología para monitorizar las KPIS y una aplicación que ayuda a los fundadores de startups a preparar sus rondas de inversión

En nuestra selección de startups internacionales para importar aquí, hemos encontrado estos tres modelos de negocio que basan su oportunidad en ayudar a otros emprendedores a levantar su negocio. Que cubren una importante necesidad está más que claro. 

Una plataforma para fijar precios

Bubo es una plataforma de inteligencia artificial que ayuda a las empresas en una de las tareas clave para definir los márgenes de beneficio de un negocio: el precio de los productos y servicios que hay que cobrar a cada cliente. Gracias a su capa de inteligencia artificial puede optimizar de forma automática cualquier precio en función de la demanda y los cambios del mercado. Con sus recomendaciones se logra mejorar el margen de beneficios en un 20% con respecto a las formas tradicionales de fijación de precios. 

Tecnología para monitorizar las KPIS

Las KPIS o indicadores clave de un negocio son la guía que orienta a las empresas a la hora de alcanzar sus objetivos. El problema es que a menudo no se definen o se interpretan mal, con los riesgos que eso supone para la viabilidad de los mismos. Ese vértigo de los números es lo que intenta erradicar Millimetric, una plataforma de machine learning que ayuda a los gestores a controlar los datos de sus negocios en tiempo real para que puedan concentrarse en hacer crecer la empresa. Sus algoritmos son capaces de detectar cualquier anomalía y ayudarles para tomar las decisiones correctas de forma rápida y clara. 

Una app que te ayuda a preparar las rondas de inversión 

Otra herramienta tecnológica que ayuda en procesos tediosos del negocio. En este caso en la preparación de la información clave para recibir apoyo financiero para el proyecto. Seedlegals guía a los fundadores en todas las etapas del proyecto. Desde las primeras fases en la búsqueda de un equipo para preparar la ronda de inversión, los acuerdos con los fundadores, pasando por el cierre de la inversión o, cuando proceda, en qué momento y por qué levantarse de la mesa de acuerdo. Ayuda también a los inversores a encontrar los proyectos más adecuados y a evaluarlos de forma más ágil.