3 claves para beneficiarse de la nueva vivienda asequible incentivada

Un concepto nuevo para ampliar el parque de pisos con el que los propietarios se pueden desgravar hasta el 90 del IRPF y los inquilinos acceder a precios por debajo del mercado

vivienda

El Gobierno ha creado una nueva figura en el parque de viviendas: la vivienda asequible incentivada. Es una nueva modalidad que se suma al concepto de vivienda protegida, y que tiene como objetivo facilitar el acceso a pisos a precios bajos para quienes no pueden hacerlo de otra forma; y en particular a los más jóvenes.

Así, desde ahora convivirá la vivienda protegida con esta nueva modalidad de titularidad privada; pisos que se dediquen a precios reducidos para personas con ingresos bajos.

The Simple Rent ofrece cuatro claves para comprender esta nueva figura en el sector inmobiliario español.

Beneficios para propietarios de viviendas

Lo primero de todo destacar que los propietarios que sean personas físicas obtendrán diferentes beneficios fiscales y urbanísticos si ofrecen dichos inmuebles para alquilar a precios reducidos.

Entre ellas destacan bonificaciones de hasta el 90% en la tributación del IRPF. El 50% se obtiene por el mero hecho de alquilar la vivienda bajo esta modalidad, un 70% si se alquila a jóvenes de entre 18 y 35 años o si se trata de un nuevo contrato con mejoras o rehabilitación y de un 90% si se produce el alquiler en zonas tensionadas.

En segundo lugar, la creación de un fondo social de vivienda ha sido una medida muy demandada por el sector inmobiliario. Esto posibilita incrementar el parque público de alquiler y, por tanto, el número de viviendas protegidas. La calificación de este inmueble, además, ya no podrá ser cambiada garantizando así unas condiciones básicas por al menos un período de 30 años.

Finalmente, la tercera clave es la implicación de agentes públicos, privados y del tercer sector con el fin de buscar soluciones a los problemas de oferta de vivienda orientada a tal fin. Esto ha generado diversidad de opiniones entre los distintos participantes, ya que los beneficios públicos asignados a estas viviendas, las limitaciones de uso, temporales y de precios máximos que se fijen queda a criterio de la administración competente que son, en este caso, las Comunidades Autónomas.

The Simple Rent destaca que, aunque es una modalidad que facilitará el aumento de la oferta del alquiler a corto plazo, los propietarios deben conocer al detalle todos los beneficios fiscales que tendría para ellos, así como las obligaciones como arrendatarios frente a los inquilinos y las administraciones públicas (sobre el precio máximo de alquiler, por ejemplo).

Puedes leer más sobre nuevas fórmulas de acceso a la vivienda aquí: Smarthousing: la fórmula para comprar una vivienda sin ahorros.