Nuevo SEAT León: el primer vehículo de la marca con cinco sistemas de propulsión diferentes

Desde su aparición en 1999, el SEAT León ha sido uno de los pilares fundamentales de SEAT y ha introducido nuevas tecnologías en un segmento increíblemente competitivo.

El nuevo SEAT León acepta ese reto y ofrece el más amplio abanico de posibilidades para ser el compañero perfecto de la mayoría de los clientes. Con una gama de grupos motopropulsores que incluye motores de gasolina (TSI), Diesel (TDI), Gas Natural Comprimido (TGI), micro híbrido o ‘Mild Hybrid’ (eTSI), e híbrido enchufable PHEV (eHybrid); el nuevo León es el primer modelo de SEAT que ofrece cinco combinaciones diferentes.

En total hay once variantes mecánicas diferentes, con potencias que van de los 90 CV del 1.0 TSI a los 204 CV del SEAT León eHybrid PHEV. Todas ellas destacan por su eficiencia de consumo, rendimiento y bajas emisiones, y permiten a los consumidores elegir el vehículo que mejor se adapte a sus necesidades. Además, sus cuatro modos de conducción (Eco, Normal, Sport, e Individual), permiten a los conductores adaptar el nuevo SEAT León a sus requisitos exactos.

MOTORES TSI

El León de cuarta generación aumenta su eficiencia con una gama de motores de combustión muy avanzados. Toda la oferta de propulsores de gasolina del nuevo León incorpora inyección directa y turbocompresor, con un abanico de potencias de entre 90 y 190 CV.

La gama arranca con dos bloques 1.0 TSI de tres cilindros de 90 CV y 110 CV. El primero de ellos, entrega 90 CV de potencia a 5.500 rpm y 175 Nm de par máximo entre 1.500 y 4.000 rpm. La versión más potente del bloque 1.0 TSI ofrece 110 CV de potencia a 5.500 rpm y 200 Nm de par máximo entre 1.500 y 4.000 rpm.

Los dos motores 1.0 TSI –también el 1.5 TSI de 130 CV- utilizan un proceso de combustión de ciclo Miller y un turbocompresor de geometría variable, con lo que aumentan su eficiencia en hasta un 10%. Gracias a ello presumen de un consumo combinado en ciclo WLTP entre 5,1 y 6,1 l/100km, con unas emisiones de CO2 entre 114 y 137 g/km.

El siguiente escalón de la gama está compuesto por dos variantes del motor 1.5 TSI, con potencias de 130 y 150 CV. Este bloque motor, combinado con la caja de cambios manual de seis velocidades, integra el sistema de Gestión Activa de Cilindros, que desactiva dos de sus cuatro cilindros en situaciones determinadas, para maximizar la eficiencia.

El 1.5 TSI de 130 CV ofrece un consumo combinado en ciclo WLTP entre 5,4 y 6,1 l/100km, con unas emisiones de CO2 entre 122 y 137 g/km. En el 1.5 TSI de 150 CV, el consumo combinado (WLTP) se sitúa entre 5,5 y 6,3 l/100km (5,6 y 6,4 l/100km en el Sportstourer), con unas emisiones de CO2 entre 125 y 143 g/km (127 y 145 g/km en el Sportstourer).

El colofón de la gama de motorizaciones de gasolina es la versión 2.0 TSI de 190 CV, siempre asociada a la transmisión de doble embrague DSG.

MOTORES TDI

La tecnología Diesel sigue siendo muy importante para reducir las emisiones, y el nuevo León cuenta con dos motorizaciones TDI de 2 litros de última generación.

La primera opción, disponible en ambas carrocerías 5 puertas y Sportstourer, es el 2.0 TDI de 115 CV, que presenta un consumo combinado en ciclo WLTP de entre 4,1 y 4,7 l/100km, con unas emisiones CO2 entre 107 y 124 g/km. En el caso del motor 2.0 TDI de 150 CV, que puede montar cambio manual y automático DSG, presenta unas cifras de consumo de 4,3 – 5,0 l/100km, y unas emisiones de CO2 de 114 – 132 g/km.

Ambas versiones de carrocería (5 puertas y Sportstourer), se ofrecen con cambio manual para los motores TDI de 115 CV, y con opción de elegir entre una transmisión manual o automática DSG, para el bloque TDI de 150 CV de potencia, ofreciendo un par máximo de 360 Nm a 1.700-2.750 rpm. El Sportstourer también está disponible con una versión de 150 CV asociada a la caja de cambios DSG y al sistema de tracción integral 4Drive de SEAT.

El motor 2.0 TDI de 150 CV presenta un consumo combinado en ciclo WLTP de entre 4,3 y 5,0 l/100km para la versión 5 puertas, mientras que en el caso del Sporstourer el valor se sitúa entre los 4,5 y los 5,1 l/100km. Las emisiones CO2 se sitúan entre los 114 y 132 de g/km y 117 y 133; respectivamente.

Las unidades TDI presentan un nuevo sistema de reducción catalítica SCR de dosificación doble, que realiza una inyección doble de AdBlue para reducir significativamente las emisiones de NOx en comparación con los motores Diesel de la generación anterior del León. Gracias a esta, y a muchas otras tecnologías, la gama de motores Diesel cumple con los estrictos requisitos de la más reciente normativa Europea en cuanto a emisiones.

DOS OPCIONES DE HIBRIDACIÓN

El nuevo SEAT León ofrece la tecnología híbrida por primera vez, en sus dos variantes más actuales: ‘Mild-Hybrid’ (eTSI), con etiqueta ECO de la DGT; e híbrido enchufable PHEV (eHybrid), con etiqueta medioambiental ‘CERO’.

La micro hibridación o ‘Mild-Hybrid’ (eTSI) está disponible con los motores de gasolina de 110 CV y 150 CV. Esta tecnología utiliza un generador de arranque y una batería de iones de litio de 48 V, y permite al nuevo León circular en punto muerto con el motor apagado en algunos escenarios de conducción, recuperar mayor cantidad de energía al frenar, y dar apoyo al motor con la asistencia eléctrica, obteniendo así un plus en eficiencia nunca visto en las anteriores generaciones.

El SEAT León 1.5 TSI mHEV de 150 CV ofrece un consumo combinado (WLTP) entre 5,6 y 6,4 l/100km, con unas emisiones de CO2 entre 127 y 144 g/km, cifras que sin duda se verán muy reducidas cuando se circule a velocidad de crucero por una autopista, o en los arranques desde parado cuando se circule por la ciudad.

El nuevo León también incluye una avanzada variante híbrida enchufable, que combina un motor de gasolina 1.4 TSI con un motor eléctrico, alimentado por un conjunto de baterías de iones de litio de 13 kWh de capacidad. El SEAT León eHybrid consigue una potencia conjunta de 204 CV, va asociado a una transmisión DSG de seis velocidades y estará disponible en las versiones de 5 puertas y Sportstourer.

La versión híbrida enchufable también permite elegir el modo de conducción, que por defecto es 100% eléctrico, y que ofrece una autonomía de unos 60 km, utilizando solo la energía almacenada en la batería del vehículo; perfecto para obtener más eficiencia o para circular por ciudad, donde las normas de calidad del aire son más estrictas, y el funcionamiento del motor eléctrico es más eficiente.

GAS NATURAL COMPRIMIDO

SEAT continúa invirtiendo en su tecnología de Gas Natural Comprimido (GNC), un combustible que representa una parte importante del objetivo de la marca para reducir sus emisiones y ofrecer alternativas a la tecnología tradicional de motores de combustión. El nuevo León dispone del motor 1.5 TGI, híbrido de GNC y gasolina, que ofrece 130 CV de potencia.

El vehículo integra 3 tanques de GNC con una capacidad neta total de 17,3 kg, lo que aporta al nuevo SEAT León TGI una autonomía de hasta 440 km en modo gas natural. Y si los tanques de GNC se quedan sin combustible, el motor cambia automáticamente para funcionar con gasolina, de forma imperceptible, hasta llegar a la siguiente gasinera de GNC. Una vez allí, repostar es tan sencillo como con cualquier otro vehículo de la gama.