+

Un híbrido para cada ocasión

Los coches híbridos enchufables se han convertido en una de las opciones más escogidas por los compradores que abogan por una movilidad sostenible.

SEAT híbrido

En el segundo trimestre del 2020, las ventas de los coches híbridos en Europa han aumentado un 133,9%, según datos de la Asociación Europea de Fabricantes de Automóviles. Las razones: su etiqueta cero (si tienen una autonomía eléctrica superior a 40 km), un precio atractivo y la versatilidad que ofrece al tener dos motores diferentes.

Esta es una guía para explotar al máximo sus infinitas posibilidades en el día a día, con el SEAT León e-HYBRID como ejemplo y sus modos indicados según el tipo de trayecto que se vaya a realizar.

1.Trayectos diarios de hasta 60 km: El e-Mode. Como predeterminado, los híbridos arrancan en modo eléctrico. Este uso se mantiene hasta que la batería se agota. Entonces, sin que el conductor tenga que realizar ninguna selección, el motor térmico se pone en marcha. El cambio también se produciría si el coche necesitara más potencia o se superara una velocidad concreta. “En en el caso del León e-HYBRID, se puede conducir de forma eléctrica hasta los 130 km/h”, asegura Gerhard Lux, responsable para el desarrollo de Propulsiones Híbridas y Eléctricas en SEAT. Lux añade que “sería indicado para realizar trayectos diarios de unos 50-60 kilómetros tanto en zona urbana como en carretera. De esta forma el coche funcionaría siempre en modo eléctrico”.

2.Más de 60 km planificados: Hybrid-Mode Auto. Cuando los trayectos son combinados y superiores a la capacidad de la batería es cuando el modo híbrido cumple plenamente su función. El motor eléctrico ya no es el predeterminado. En este caso lo mejor es tener una ruta indicada en el navegador para que el vehículo realice sus estimaciones. “El coche, gracias al Hybrid-Mode Auto, utiliza el navegador para gestionar el uso de la energía de la batería. Así priorizará el modo eléctrico en tramos urbanos y pasa a segundo lugar su uso en tramos de carretera. El objetivo es llegar con la batería vacía al punto de recarga”, afirma Gerhard Lux. Para itinerarios más complejos con paradas intermedias, la función Intelligent Hybrid es la que gestiona qué sistema utilizar para optimizar la carga.

3.Viajes “A la ventura”: Hybrid-Mode manual. Como la vida no siempre puede planificarse, a veces tampoco se sabe de antemano el recorrido que se va a realizar con el coche. Por ejemplo, cuando por trabajo hay que hacer varios trayectos que van surgiendo conforme se desarrolla la jornada, o en un viaje “a la ventura”. En estos casos el León e-HYBRID ofrece varias posibilidades. “Podemos escoger entre 3 opciones: que la carga se mantenga estable, elegir un nivel de batería mínimo que no se pueda rebasar para así utilizarla cuando se necesite y, por último, que aumente el nivel”, comenta Lux.

Modelo híbrido

Radiografía de un híbrido

Para saber cómo maximizar el rendimiento de un PHEV, es importante conocerlos por dentro. Un híbrido enchufable cuenta con todas las partes de un modelo de combustión y todas las de un eléctrico. Hay dos motores, uno térmico que se impulsa con el depósito de combustible, y uno eléctrico que funciona gracias a las baterías, que se cargan con la frenada y con el enchufe. “Los motores pueden funcionar por separado, pero si se necesita más potencia pueden trabajar a la vez. En el León e-HYBRID, el resultado de combinar ambos motores da una potencia de 204 CV”, comenta el responsable para el desarrollo de Propulsiones Híbridas y Eléctricas en SEAT. 

Gestionar Cookies