+

SEAT apuesta por el teletrabajo y la sostenibilidad laboral

SEAT pone en marcha un nuevo modelo de trabajo para fomentar un entorno laboral flexible y dinámico que favorezca la conciliación de la vida personal y laboral. Esta iniciativa, denominada Smart Work, tiene como objetivo implementar una nueva cultura corporativa más ágil y sostenible, así como dar un paso más en la transformación digital de la compañía.

El nuevo Smart Work de SEAT, acordado con la representación sindical, combina presencia en la oficina con el trabajo a distancia y está basado principalmente en la confianza mutua entre el empleado y la compañía. Las personas que se adhieran a esta iniciativa podrán desempeñar de forma online sus funciones hasta dos días a la semana desde cualquier lugar, organizándose su propio horario entre las 06:00 y las 20:00 horas.

“La mejora continua, el crecimiento profesional y el bienestar de los trabajadores es una prioridad para SEAT. Con Smart Work queremos consolidar un nuevo modelo de trabajo digitalizado, flexible y sostenible, que permita una mayor conciliación de la vida personal y laboral”, señala Xavier Ros, vicepresidente ejecutivo de Recursos Humanos y Organización de SEAT. “Tras la experiencia de los últimos meses, ha quedado claro que el trabajo a distancia ha llegado para quedarse. En SEAT queremos seguir avanzando en esta dirección y esta iniciativa demuestra el compromiso de la compañía de ser un empleador innovador y ágil, capaz de retener el talento interno y de atraer a nuevos profesionales”, añade Ros.

El derecho a la desconexión digital

Esta nueva forma de trabajo incluye un acuerdo de desconexión digital que señala que el empleado tiene derecho a no responder cualquier tipo de comunicación fuera de su horario laboral. Para solicitar el Smart Work, es indispensable ocupar una posición que permita trabajar a distancia y haber finalizado una formación sobre Prevención de Riesgos Laborales (PRL). De 5.554 personas de SEAT que pueden optar por esta nueva modalidad, ya se han inscrito más de 1.000 durante la primera semana de implementación. El proyecto ha sido diseñado ad-hoc para ajustarse al máximo a las necesidades de la plantilla y, para ello, más de 2.400 trabajadores han participado activamente a través de encuestas en el desarrollo de los principales puntos de este nuevo sistema flexible.

Por otra parte, el compromiso de SEAT con la sostenibilidad también se refleja en la puesta en marcha de este nuevo modelo. Con él se facilita la reducción de las emisiones de CO2 a la atmósfera, ya que por cada persona que trabaje de forma telemática se reducen de media 7,2 kilos de CO2 al día.

La COVID-19, un banco de pruebas para el Smart Work

Durante el confinamiento causado por la COVID-19, SEAT puso a prueba la infraestructura digital de la compañía, una sólida y rápida transformación que permitió contar con más de 5.000 empleados teletrabajando. En esos meses, se identificaron mejoras en la organización, como una mayor agilidad, duración y eficiencia de las reuniones, que incrementaron la productividad de los equipos que se encontraban trabajando a distancia. Asimismo, en ese periodo se multiplicó por siete el número de usuarios diarios conectados a una red VPN, y las reuniones por Office 365 (Skype y TEAMS) se quintuplicaron. Para ello, el equipo de IT de SEAT se adaptó rápidamente a las nuevas circunstancias y amplió el número de dispositivos portátiles, aumentó el ancho de banda y duplicó y reforzó la capacidad de conexiones VPN.

En este sentido, todos los cambios experimentados durante los meses de confinamiento han constituido una prueba piloto para confirmar que la productividad y el Smart Work son dos términos perfectamente compatibles.

Ajustes de cookies