Hasta el pasado mes de octubre, las ventas acumulaban una caída anual del 2,8 %, según la patronal textil Acotex, bajada atribuida a factores como una climatología adversa y una política de descuentos que se ha convertido en la norma, lo que castiga los márgenes. La situación es compleja, pero esto no impide que el sector mantenga su condición de locomotora de la franquicia. Entre las tendencias a destacar, un producto artesano combinado con vanguardia, una oferta eco y sostenible, y especialización.

Gestionar Cookies