Cinco razones para convertir tu e-commerce en un marketplace

Convertir un ecommerce en un marketplace como parte de una estrategia integral de comercio digital es una gran oportunidad de negocio. Así lo expone en este artículo Daniela Jurado, General Manager Western Europe VTEX.

A lo largo de los años, cada vez más consumidores optan por comprar en los marketplaces, debido a beneficios como la conveniencia y el ahorro de tiempo, ya que hay una gran cantidad de productos en un solo lugar, así como los precios más bajos. Según el Estudio Anual de eCommerce 2020, elaborado por IAB Spain y Elogia, 7 de cada 10 españoles utiliza los marketplaces como canal de búsqueda mientras que el 88% compran en este canal. Por lo tanto, no hay duda que convertir un ecommerce en un marketplace como parte de una estrategia integral de comercio digital es una gran oportunidad de negocio. En este artículo vamos analizar las cinco principales razones.

Ampliar rápidamente la variedad de productos

Los marketplaces permiten introducir productos complementarios y categorías de productos completamente nuevas de vendedores externos sin la carga de un inventario propio, la cadena de suministro y los costes de distribución, ya que estos recaen en vendedores externos. Los negocios pueden añadir productos para ampliar su gama y conseguir ventas sin perder el control de la relación y la experiencia del cliente. Además, al ofrecer una gama más amplia de productos y servicios, los minoristas pueden mejorar la marca, aumentar el valor del tiempo de vida del cliente y ofrecer más beneficios a los clientes.

Asegurar una mayor cuota de mercado

Al vender productos o servicios complementarios que los clientes habrían comprado a un competidor, las tiendas online pueden aumentar sus ingresos. Por esta razón, algunas empresas crean un marketplace abierto donde cualquier proveedor puede añadir sus productos o servicios. En este caso, varios vendedores pueden ofrecer productos idénticos, lo que permite a los compradores comparar precios, disponibilidad, proveedores y opciones de entrega. Sin embargo, otras empresas optan por un marketplace más cerrado en el que solo los vendedores selectos pueden ofrecer sus productos. Con este modelo, puede resultar menos obvio que algunos productos vienen de un vendedor externo, lo que crea una experiencia de mercado más controlada.

Obtener información detallada sobre el comportamiento del cliente, las tendencias de compra y los precios

Los marketplacespermiten mantener un control completo de la experiencia del cliente y adquirir información valiosa como edad, localización, los hábitos de compra y las preferencias de productos. También aseguran la visibilidad de los precios y tener más controlado el inventario en todos los canales de ventas. De esta forma se pueden identificar nuevas oportunidades comerciales y probar nuevas estrategias, especialmente útiles para los fabricantes que carecen de visibilidad de sus clientes finales.

Gestionar la complejidad del canal

Al crear un marketplace, uno que incluye una red de proveedores, vendedores o distribuidores, las empresas pueden eliminar el conflicto de canales ya que el modelo de marketplaces permite efectuar las ventas a través de estos socios así como responder rápidamente a los cambios en el mercado y las preferencias de los clientes, y asegurar una experiencia del cliente impecable. Gracias a la red de vendedores o distribuidores que facilitan los marketplaces, los clientes pueden encontrar y comprar lo que buscan, teniendo en cada momento una buena experiencia de compra.

Impulsar los ingresos

El objetivo final de convertir un e-commerce en marketplace es aumentar los ingresos. Esto se puede hacer a través de modelos comerciales alternativos, como comisiones sobre artículos vendidos de vendedores externos, oportunidades de venta cruzada que aumentan el tamaño de la cesta, a través de generación de oportunidades de venta, espacio publicitario y oportunidades promocionales para los vendedores del mercado, monetización de datos y conocimientos y gasto publicitario de los fabricantes de la marca.

Está claro que optar por un marketplace es una oportunidad que tienen las tiendas online para expandir su presencia en el mercado, atraer nuevos clientes, retener los existentes y aumentar los ingresos. Para aprovechar todos estos beneficios, los e-commerce deben elegir plataformas que tengan capacidades integradas de marketplace y de gestión de pedidos, que no requieran instalaciones complejas y que puedan admitir una amplia gama de modelos de negocio de un marketplace. Gracias a este tipo de plataformas, las tiendas online pueden hacer la transición hacia un marketplace de forma gradual, analizando su estrategia sobre la marcha y adaptándola a las necesidades del mercado y de los clientes.