¿Cómo se va a comportar el mercado inmobiliario en franquicia en este 2021?

Analizamos la evolución de los precios y de las transacciones, así como los principales desafíos y oportunidades que presenta el sector.

Mercado inmobiiario franquicia

Abundan en la web anuncios para comprar pueblos enteros –sí, pueblos, no casas– en Galicia. Quizás la pandemia acentúe el tímido trasvase de población del entorno urbano a un universo rural que lleva años desangrándose. Y aquí el mercado inmobiliario tiene su oportunidad. “Hay un tipo de producto muy poco valorado hasta el momento, propiedades en pueblos cercanos a las grandes capitales de provincia e, incluso, muchas capitales de provincia podrían convertirse en los nuevos polos de atención”, reflexiona Jesús Duque, vicepresidente de Alfa Inmobiliaria. “La razón de este movimiento es que la crisis se ha convertido en un ensayo mundial de las ventajas del teletrabajo, donde las empresas han visto que no sólo no perjudica a la productividad, sino que la incrementa. Esto permitirá a muchas personas independizar su lugar de residencia del de su compañía, generando la posible repoblación de la “España Vaciada”.

No es éste el único desafío que ha de ‘recoger’ el mercado en un 2021 que tampoco quiere pasar desapercibido en la historia, si nos fijamos en los acontecimientos de estas primeras semanas. En un contexto exigente –por la incertidumbre a todos los niveles–, Javier Sierra, presidente de Re/Max España, piensa que el principal reto para el conjunto de las cadenas es aprovechar el escenario actual “para consolidar y aumentar la penetración en el mercado de un sistema de franquicias que ofrece un paraguas con el que afrontar los momentos más difíciles”. ¿Y cómo se consigue esto? “Dando valor a los franquiciados y que estos hagan lo mismo con sus clientes”.

Eric Jiménez, CEO de Property Buyers by Somrie, señala, precisamente, que el desafío es mantener a los equipos actuales y reclutar a los profesionales del sector que han quedado ‘huérfanos’ por la pandemia. «Consolidar el modelo y especializarse serán la clave para sobrevivir y crecer en este 2021».

Coinciden los operadores en que la tecnología es una de las vías para aportar valor. “Tenemos que ser capaces de lograr un avance en la digitalización de nuestras empresas, que permita al sector ser mucho más eficiente”, advierte Duque. “Es imprescindible adoptar las herramientas que las nuevas tecnologías ponen a nuestro alcance, como la realidad virtual, las infografías en 3D, el InBound Marketing, las vídeo visitas, la firma digital e incluso el blockchain y la inteligencia artificial, para dar un salto cualitativo en esa dirección”.

Qué podemos esperar del 2021

Aunque cautos en sus previsiones, debido a un horizonte lleno de incertidumbres por la propia evolución de la pandemia, los franquiciadores apuestan por la estabilidad. “Puede bajar un poco el número de operaciones, pero, en su conjunto, el mercado va a permanecer estable», explica Sierra. «Ahora bien, ésta es una crisis desigual y habrá muchas diferencias según las zonas. En el noroeste de Madrid, con localidades como Las Rozas o Majadahonda, hay más demanda que nunca, porque, debido a la pandemia y el teletrabajo, la gente está buscando casas a las afueras o con terraza, un tipo de cliente medio-alto y que no quiere problemas. Ahora, la pregunta es cómo va a comportarse el mercado en Vallecas, donde no tenemos oficina. Ahí quizás viven más personas que sufren la crisis. Y hablo sólo de Madrid, pero esto se puede extrapolar a toda España. Respecto al precio de la vivienda, creo que se mantendrá estable, un poco a la baja, en línea con la tendencia que estamos viendo”.

Duque recoge la opinión generalizada de que el 2020 –“sin las cifras cerradas aún”– ha finalizado con una bajada media en los precios del 10%. “Es posible que el porcentaje se repita este año, sobre todo en las zonas donde estaban más elevados, concretamente Madrid, Barcelona, Valencia o Málaga”. En el otro lado, cree que se revalorizarán las propiedades fuera de las grandes capitales. “El número de transacciones, mientras, se mantendrá entre las 450.000 y las 500.000”.

En una línea similar, Jiménez pronostica que, durante el primer cuatrimestre, los precios se ajustarán a la baja debido a lo que ha ido aguantando el vendedor durante un año. «Con una ‘cuesta de enero larga’, más los nuevos confinamientos, se auguran precios negociables», razona. «En el segundo cuatrimestre, con una mejora del tiempo y con posibles viajes de extranjeros ya vacunados, los precios se pueden moderar, dejando, para el último cuatrimestre del año, ligeras subidas en algunos casos concretos de viviendas y zonas. Las transacciones, por su parte, pueden ser similares a las del 2020, en torno a las 420.000 viviendas, siendo los mejores trimestres el segundo y el ultimo, por lo anteriormente comentado sobre el precio».

¿El 2020? Bien, gracias

Estas proyecciones responden a la evolución en un 2020 donde se salvaron los muebles con cierta solvencia. “El mercado no está nada mal y de hecho han aumentado el número de operaciones en los últimos meses”, destaca Sierra. «En el conjunto del 2020, debido al socavón de los meses en los que estuvimos encerrados, las cifras no se van a recuperar, pero en Re/Max se acercan bastante a los del ejercicio precedente”.

Y qué dicen las cifras oficiales. Según el Instituto Nacional de Estadística, el número de hipotecas sobre viviendas inscritas en los registros de la propiedad bajó en octubre el 5,9% respecto al mismo mes del año anterior, con un acumulado anual del 7,4%, mientras el importe medio de dichas hipotecas aumentó el 4,6%, hasta los 134.920 euros (+7,4 durante el año).

Para cerrar, regresamos al principio, hablando de oportunidades. “Nosotros no esperamos a que la crisis pase, ya que hay mucho que aprovechar”, razona Sierra. “Si el mercado crece, estupendo, pero si decrece, no mostramos una actitud defensiva”.

Gestionar Cookies