Buscador
cerrar

Me he equivocado, ¿cómo he de anular una factura emitida?

Una factura emitida no se debe eliminar. Para cancelarla o modificarla has de emitir una nota de crédito o una factura rectificativa.

19/08/2015
Linkedin Whatsapp

En Debitoor muchos usuarios nos llaman con frecuencia porque no pueden modificar o anular una factura emitida. “¡He cometido un error en una factura!”, “¿Cómo cambio los datos de una factura completada?”… ¡Pánico!

Pues bien, antes de que te dé un ataque de pánico, es bueno tener en cuenta lo siguiente: una factura emitida no se debe eliminar ni se debe modificar como si aquí nadie hubiera visto nada.

Aunque un programa de facturación te permita eliminar una factura (como es el caso de Debitoor), conviene tener en cuenta que la legislación fiscal no permite ese procedimiento.

Si has emitido una factura y algún dato estaba equivocado o, simplemente, lo habías omitido, lo conveniente –y lo legalmente autorizado– es emitir una nota de crédito o una factura rectificativa.

¿Nota de crédito o factura rectificativa?

Parece haber una discusión sobre si lo apropiado es una nota de crédito o una factura rectificativa. Muchos usuarios nos llaman preguntando por la segunda porque su asesor así se lo exige y no acepta una nota de crédito.

Nuestra experiencia en Debitoor nos ha demostrado lo siguiente: la Agencia Tributaria acepta ambas, por lo que no importa si tu asesor se pone terco con lo de que “ha de ser una factura rectificativa”.

La diferencia fundamental entre ambas es que la factura rectificativa se emite para anular una factura cuyo IVA ya está liquidado. Es, por tanto, para anular una factura de un trimestre anterior.

Cómo se crea una nota de crédito

Para hacer una nota de crédito, has de seguir los siguientes pasos:

     Has de crear una nueva factura y aclarar que se trata de una “Nota de crédito”.

    Has de asignarle un número correlativo a la serie. Es decir, si llevas nueve facturas emitidas, la nota de crédito pasará a ser la número diez, sin importar que la factura que anule o modifique lleve el número uno o el número dos.

    Has de hacer referencia a la factura anulada. Por ejemplo: “Número de factura original: XXXX1”.

    Los importes así como las cantidades han de ir en negativo.

Cuando haces una nota de crédito has de tener en cuenta lo siguiente:

    No tires la factura anulada o modificada a la basura. Esta la has de mantener por si Hacienda pregunta por ella.

    Envía a tu cliente la nota de crédito, sino le descuadrarás la contabilidad y podría tener un marrón con Hacienda.

    Si se trata de una modificación porque te has equivocado o has olvidado algún dato importante, una vez emitida la nota de crédito y enviada a tu cliente, has de crear una nueva factura (con los datos correctos, no lo olvides, si no se te irá la vida haciendo y deshaciendo facturas). Ésta ha de seguir, lógicamente, la numeración de la serie.

Cómo hacer una factura rectificativa

La factura rectificativa sigue una lógica diferente a la nota de crédito, pero conviene saber las siguientes diferencias:

    Has de aclarar que se trata de una “factura rectificativa”.

    La numeración sigue una serie diferente a la factura original (por ejemplo: “Rect. 01”), a diferencia de la nota de crédito.

    Especificar el tipo impositivo y la cuota repercutida. No olvides que en la factura rectificativa no has de hacer constar el IVA, aunque la original sí lo haga.

Cambiar o anular facturas en un programa de facturación

Hay que tener en cuenta la superioridad de los programas de facturación por encima de Word y Excel. Un buen programa de facturación te ahorra un sinfín de tareas.

Aun así, muchos usuarios se las ingenian para cometer errores en funciones que están automatizadas. Se trata de una proeza que en Debitoor no nos deja de sorprender. Pero lo comprendemos. Nadie es perfecto.

Lo siguiente está basado en hechos reales: imagina que eres un usuario de Debitoor y has de hacer una nota de crédito.

Automáticamente, la nota de crédito aparecerá con el número correlativo de la serie y al crear una factura nueva, ésta seguirá la misma lógica. Es decir, si la nota de crédito lleva el número 10, la nueva factura seguirá el número 11.

¿Qué haces? Pues como no lo ves claro, alteras la numeración.

Para la próxima vez: no toques la numeración. No serías el primero en hacerlo (sí, esto está basado en hechos reales), pero no hace falta que te sumes al resto de despistados.

Y es que un buen programa de facturación está pensado para esta clase de contingencias. Por lo que conviene no manipular procesos automatizados.

Y si tienes dudas, relee entonces este artículo o llama al equipo de Debitoor.

Encuentra tu franquicia
Suscríbete
  • Suscríbete a la revista y consigue 12 números por solo 28,80 € (un 20% menos).

  • Emprendedores en un iPad

    Accede a nuestro Quiosco Digital y disfruta de la revista en tu tableta, estés donde estés.

  • ¿Quieres recibir todas las semanas lo mejor de Emprendedores en tu correo? Solo tiene que darte de alta en nuestra Newsletter.



Ver más articulos