Fue rechazada más de 100 veces y hoy su empresa vale 26.000 millones

Melanie Perkins, fundadora de Canva, es la emprendedora más rica del mundo con apenas 35 años. Aunque no todo ha sido un camino de rosas.

Fue rechazada más de 100 veces y hoy su empresa vale 26.000 millones

La tenacidad es una de las características que casi todos los grandes emprendedores tienen en común. El caso de Melanie Perkins, fundadora de Canva y la emprendedora más rica del mundo, no es una excepción. Aunque hoy su empresa valga 26.000 millones de dólares, durante mucho tiempo tuvo que aprender a lidiar con el rechazo de los inversores…

En concreto, más de 100 veces. El proyecto de Perkins no convencía a ningún inversor, algo que no frenó a la emprendedora a la hora de ajustar algunos parámetros de su empresa e intentarlo una y otra vez. Así, tras mucho insistir, Canva consiguió levantar 15 millones de dólares en 2016, el primer paso para elevar la compañía a categoría de gigante tecnológico en apenas seis años.

Hoy, la empresa está valorada en unos 26.000 millones de dólares, la cifra más alta jamás alcanzada por una compañía fundada por una emprendedora. Mucho tiene que ver en ello la tenacidad de Perkins, así como su visión de convertir Canva en “la empresa más valiosa del mundo”. Y, por supuesto, un modelo de negocio sólido y un producto que marca la diferencia en el mercado.

El modelo de negocio de Canva, la empresa de Melanie Perkins

Canva se ha convertido en una herramienta casi imprescindible para millones de usuarios -suma 90 en todo el mundo- que necesitan un software de diseño gratuito y simplificado de forma eventual o habitual. La sencillez de uso y sus enormes posibilidades son los principales valores de su sistema, que permite a trabajadores, estudiantes o emprendedores de otros ámbitos obtener diseños casi profesionales.

La web de la compañía ofrece 15 millones de plantillas, que pueden personalizarse al gusto para presentaciones de trabajo, diseño de cartelería, infografías, publicaciones en redes sociales… Además, la compañía cuenta con una línea de negocio B2B, Canva for Work, que permite a sus clientes desarrollar herramientas de mercadotecnia.

Tras alcanzar una valoración de 26.000 millones de dólares, la empresa de Melanie Perkins parece continuar con su ambicioso plan de crecimiento. Tanto, que han anunciado nuevas funcionalidades que amenazan con poner en aprietos a las herramientas profesionales de verdaderos gigantes como Google, Adobe o Microsoft, que llevan décadas dominando el mercado.

¿Cómo convencer a los inversores más exigentes para que se fijen en tu empresa?

Aunque Melanie Perkins no ha detallado cómo consiguió convencer a los inversores para que se fijaran en su empresa tras cosechar un centenar de rechazos, su historia de tenacidad no es única en el ecosistema emprendedor. Alguien que también sabe mucho de ello es Jack Dorsey, fundador de Twitter, que se vio en una situación similar al lanzar Square, su proyecto en el sector fintech.

Corría el año 2009 cuando Dorsey comenzó a dirigirse a algunos inversores para presentarles su nueva empresa. Tras recibir algunos rechazos, el emprendedor y su socio consiguieron dar con la tecla. La primera clave suele estar en llamar la atención pronto y a menudo. Durante un discurso de una hora, tu audiencia solo recordará uno o dos momentos, por lo que debes conseguir detectarlos y aprovecharlos al máximo.

Además, ser honesto sobre las dificultades que está encontrando el proyecto durante su desarrollo y saber contar a los inversores la historia de tu idea son factores que marcan la diferencia y que podrían elevar a tu empresa al siguiente nivel. En este otro artículo de EMPRENDEDORES, te detallamos las claves de Dorsey para triunfar a la primera.