Aloha Poké inaugura su cuarto local de Barcelona

La franquicia de poké ha reabierto en paralelo dos de sus locales de Madrid, con la nueva imagen de marca.

Aloha Poke Barcelona

Aloha Poké, «cadena líder de poké», inauguró ayer miércoles, 1 de septiembre, su cuarto local en la ciudad de Barcelona en la calle Parcerisa, 48, además de reabrir, con la nueva imagen de marca, dos de sus locales de Madrid, el de la Calle Libertad y María De Molina.

«El plan de expansión de 2021 era muy ambicioso y estamos muy contentos de estar cumpliendo las fechas y plazos establecidos», explican Guillermo Fuente y Carlos Ortiz, cofundadores de Aloha Poké. «El objetivo es terminar el año con el máximo de los locales actualizados y con 30 espacios abiertos».

Ubicado en el barrio de La Bordeta, el nuevo local de la Ciudad Condal es un espacio de 105 metros cuadrados con aforo para 24 comensales en el interior y 24 más en la terraza, que ha generado cinco puestos de trabajo. La enseña ha concentrado su plan de expansión del 2021 en Barcelona, donde, en seis semanas, pondrá en marcha su quinto espacio.

Como parte de su estrategia global, Aloha Poké presentó en junio pasado su nueva imagen a escala nacional y ya han comenzado con la actualización de los espacios antiguos. «Tras unas semanas de remodelaciones, los primeros en lucir la nueva imagen son el local de la calle Libertad, el primer Aloha Poké de España, y el de María de Molina», explican desde la central. «La nueva decoración mantiene su estilo surfero hawaiano tan característico, donde la luz natural comparte protagonismo con neones, mensajes positivos, arte urbano, vegetación y, por supuesto, los poké bowls. El rediseño de interiorismo incorpora materiales naturales como el yute y la madera, así como colores nuevos, como el verde, en tonos pastel».

Gestionar Cookies