Estas marcas han conseguido triunfar en uno de los sectores más complicados en franquicia

Hablamos de un segmento, el de moda–complementos, que, desde hace un tiempo, afronta retos mayúsculos que definirán su viabilidad futura

Tienda de moda en franquicia

Las ventas en moda–complementos crecieron en mayo el 16,3% respecto al mismo mes de 2021, con lo que el acumulado anual se queda en el 18,9%, según el Barómetro Mensual de Acotex (Asociación Nacional del Comercio Textil, Complementos y Piel). «El dato es positivo, si bien es verdad que la base comparable es baja, ya que las ventas en el mes de mayo vienen de bajar en 2020 un -72,6% y en 2021 un -15,5%», como recuerdan desde la patronal.

En cualquier caso, el sector sigue en línea ascendente recuperando poco a poco las ventas perdidas estos dos últimos años; de hecho, desde septiembre pasado ha encadenado nueve meses consecutivos de subidas. «En mayo, además, se ha notado un incremento importante del número de turistas en nuestros comercios», subrayan desde Acotex. «La recuperación del turismo es muy importante para la recuperación del comercio textil, ya que un porcentaje elevado de las ventas se realiza a turistas».

Hablamos, por otro lado, de un segmento que, desde hace un tiempo, afronta retos mayúsculos que definirán su viabilidad futura. Como desafíos–claves competitivas, una gran flexibilidad –lo que pasa , entre otras iniciativas, por acercar la producción a España–, lanzamiento continuo de novedades –presentar muchas pequeñas colecciones adecuadas a la climatología de cada momento–, una venta más personalizada y la sostenibilidad asociada a la calidad, para que las prendas duren más tiempo. Y a todo ello, sumamos el reto de responder a unas campañas de promociones que se suceden casi sin descando a lo largo del año y que castigan así los márgenes.

Al margen de estos estos desafíos, «el sector sigue con mucha incertidumbre, motivada por el incremento del coste de la luz, de las materias primas y logísticos y la guerra Rusia-Ucrania, generando mayor incertidumbre y desconfianza en el consumidor», concluyen desde Acotex.

En este escenario complejo, y con nubarrones en el horizonte, las siguientes marcas han logrado dar con la tecla y hacerse un espacio relevante en el mercado de la franquicia. Éstas son sus propuestas.

SINGULARU

Un equipo de más de 150 personas, más de 1,5 millones de joyas vendidas y más de 500.000 chicas diferentes que han comprado sus productos. Las cifras ilustran la dimensión de un proyecto que, como ventajas competitivas, despliega su carácter ominicanal, un producto nacional, marketing y tecnología, y el hecho de disminuir el riesgo del franquiciado, al controlar y soportar el stock en todo momento desde una central que selecciona a gente con experiencia con empresas, “a poder ser de retail”. Ya en el plano económico, tienen acuerdos con Sabadell y Santander, mientras que la facturación es de 360.000 euros y el pay–back a dos años y medio. “Pedimos que el 30% de la inversión se corresponda con recursos propios”.

INDIRA WOMAN

Este proyecto que surgió en plena pandemia adapta la oferta a las necesidades de cada tienda, a partir del feedback del asociado. “En nuestro modelo cabe cualquier perfil y se evaluará su cualificación, desde autoempleo hasta inversor dedicado, pasando por un inversor”. Otros factores competitivos tienen que ver con una imagen potente de marca, una comunicación omnicanal y el hecho de que la central se ocupe de todo, “para que el franquiciado sólo se preocupe de vender”. La central, que tiene un acuerdo con Banco de Sabadell, pide que al menos el 30% de la inversión sea en recursos propios. Con un pay–back aproximadamente a los siete meses, la facturación el primer ejercicio es de 150.000 euros.

ANSA PER ANSA

“Nuestros bolsos son muy exclusivos y diferenciados, ya que empleamos materiales de alta calidad con un colorido y composición diferenciados”. Para difundir esta propuesta buscan a personas que “entiendan la filosofía de vida de la empresa y sus valores de marca”, explican desde una central que recuerda que el trabajo artesanal es su prioridad. “Les apoyamos de forma integral desde el minuto uno, lo que se traduce en una formación constante, promoción en redes sociales de la tienda venta y acciones de marketing”. Con una facturación de 226.800 euros y un pay–back a 13 meses, no se fija un porcentaje mínimo de recursos propios. “El franquiciado es libre para decidir cómo se une a la red”.

IKKS

Con “gran relevancia a escala internacional y nacional, la marca ofrece un producto diferente en consonancia con las tendencias actuales y en una tienda con un cuidado diseño”, resaltan desde una central que se selecciona a emprendedores e inversores con gusto por la moda actual “que quieran desarrollar un negocio rentable y seguro”. La cadena, que tiene acuerdos con entidades financieras, pide un mínimo de 50.000 euros en recursos propios. Estas alianzas forman parte del soporte integral a la red, lo que cristaliza en formación, campañas de publicidad, así como marketing y comunicación en los principales medios de comunicación, tanto locales como globales. La facturación “depende de varios factores”.

LIFE CONCEPT

«Desde hace 50 años somos los diseñadores y fabricantes de dos de las marcas de calzado más conocidas del sector. El Naturalista y Art». Ésta es la carta de presentación que, desde la central, hacen de una marca que busca impulsar su red de tiendas para comercializar las más de 40.000 referencias que tienen. «A partir de aquí, damos la exclusividad en la zona dejando además todos los zapatos en depósit, por lo que el franquiciado sólo paga por lo que vende, asumiendo la compañía el riesgo de la no venta».