Ten muy en cuenta estos aspectos cuando vayas a invertir en una franquicia

Qué variables determinan el importe final de la inversión inicial, cuáles son los principales gastos una vez se inicia la actividad, qué partidas suelen pasar desapercibidas al franquiciado...

Secretos inversión inicial en franquicia

Aclaremos, en primer lugar, que en la inversión inicial que las marcas comparten con los potenciales asociados hay que añadir siempre la coletilla de “aproximada”, ya que entran en juego diferentes variables que determinarán su importe definitivo. Digamos que es un punto de partida para que ambas partes empiecen a hablar.

En este sentido, desde Halcón Viajes explican que, más allá del canon de adhesión con el que identifican esa inversión inicial, piden al franquiciado una situación financiera solvente. “La fianza que solicitamos para la firma del contrato es un aval bancario de 20.000 euros, que se mantiene durante la vigencia de la franquicia por las características de los procedimientos de venta y cobro en nuestro sector», explica José Ignacio Rosales, director comercial de Franquicias del Grupo Ávoris, que integra las otras redes de agencias B The Travel Brand y Viajes Ecuador. «Hay que pensar que una vez que el negocio está en marcha, el asociado sólo debe ocuparse en vender, ya que la relación, condiciones y crédito con los diferentes proveedores lo ofrece el franquiciador”.

La obra civil es otra de las partidas clave para definir el importe final de la inversión que nos permitirá abrir nuestro negocio asociado. Por lo general su cuantía es elevada y oscila según el estado del local, de ahí que algunas centrales no incluyan este concepto en la inversión inicial que comunican a los potenciales asociados, como en Alfa Inmobiliaria. “Cuando una marca exige un estándar de imagen, sabe qué costes puede suponer una reforma”, aclara su vicepresidente Jesús Duque. “Por nuestra parte, no existe ninguna imposición, salvo el rótulo luminoso. El dato que aportamos de 30.000–40.000 euros [de obra civil] se basa en una reforma de adaptación de tabiques para tener sala de reuniones, adaptación iluminaria, pintado, mobiliario, rótulo… Este importe podrá ser mucho menor o mayor, según el tamaño del local y las mejoras a implantarse, pero siempre por decisión del franquiciado, no por imposición de Alfa Inmobiliaria”.

En Zafiro Tours, «como no se exige un local estándar, algunas agencias comenzaron a rodar con un gasto de apenas mil euros en este ámbito y otras cuya inversión es mayor», explica Lola Martín, del Departamento de Expansión. «A partir de aquí, el mínimo es colocar el rótulo y el importe dependerá de su rotulista. Siempre consejamos que contrate a proveedores de cercanía y que revise con, al menos, tres empresas».

Advierten desde La Fábrica del Cartucho que no hay un comportamiento lineal en este aspecto. «Podemos movernos desde 100 euros hasta los 10.000 según las condiciones y estado de cada local; lo cierto es que no hay una horquilla estable», detalla Joan Gimeno, responsable de la cadena. «Por eso, precisamente, asesoramos a los franquiciados a la hora de escoger y seleccionar el local, tanto desde del punto de vista de la comerciabilidad como de minimizar el impacto de la obra civil para conseguir una mayor y más rápida rentabilidad».

PARTIDAS QUE SUELEN PASAR DESAPERCIBIDAS

Dentro de la inversión existen una serie de conceptos relevantes que con demasiada frecuencia no son tenidos en cuenta por el franquiciado. Y aquí toman la delantera los gastos relacionados con el arrendamiento del local. “Tras varios años de experiencia, hemos detectado que las licencias de apertura y las garantías que piden los propietarios de los locales de alquiler son los principales puntos que pasan inadvertidos para los franquiciados”, explica Gimeno.

En línea con lo anterior, “existen varios gastos fijos que, por la naturaleza de los mismos, generan una inversión continua y puede ocasionar problemas si no se realiza un estudio y control exhaustivo de los mismos, como el alquiler del local”, señala Víctor Muro, responsable del Departamento de Expansión de Ecomputer. “Si el franquiciado se compromete aquí con un coste demasiado alto, por las expectativas de la zona donde se encuentra al generar un retorno e inmediatez rápidos, esto puede ocasionarle un gasto elevado que a veces es difícil de recuperar en los primeros meses”.

\n\n

Y UNA VEZ COMIENZA LA ACTIVIDAD…

Otro aspecto a considerar tiene que ver con aquellos gastos que uno debe afrontar desde el instante en el que levante la persiana física o virtual, algo que el franquiciado también debería conocer al milímetro. A continuación, alguno de los más relevantes.

“Se podrían nombrar los de naturaleza ordinaria dentro de la gestión de una pequeña empresa, como el alquiler del local, transporte de mercancías, gestoría, alarmas y seguridad, gastos generales (agua, luz)”, enumera Muro, responsable del Departamento de Expansión de Ecomputer. “También se contemplan otros de naturaleza exclusiva como el royaltie de franquicia, que en nuestro caso es el 10% de lo generado en el servicio técnico del establecimiento y el alquiler del software de gestión con el que trabaja el grupo empresarial”.

Sánchez se detiene en los gastos de asesoría, la comida para los talleres y los gastos de desplazamiento. “El primero es un gasto fijo que suele ser una cuota asumible para un autónomo, mientras que los dos siguientes son variables y con una repercusión muy baja sobre la facturación total”.

Desde Ecocleans, especializada en limpieza 100% ecológica, ponen el foco en la inversión mensual en publicidad online para captar clientes. «Como central, preparamos y sufragamos una campaña de arranque muy potente (y cara) que necesita seguir activa cada mes».