6 tendencias en las entregas de paquetes que deberías adoptar ya

Uso de drones, entregas más flexibles y sostenibles, envíos por suscripción y otros cambios que entran en el sector y que marcarán el éxito o fracaso de los comercios online

paquetes

El comercio electrónico sigue creciendo de forma impresionante. Dos años consecutivos batiendo récords y sin visos de que esto vaya a cambiar. Los pedidos online son rutina y los transportistas tienen que buscar soluciones más eficientes y creativas en la entrega de paquetes.

Desde esta perspectiva, Rob van den Heuvel, director general de Sendcloud, predice cómo cambiarán las entregas de última milla este año.

1.- Robots y drones revolucionan las entregas de paquetes


Cada segundo se envían 3.248 paquetes en todo el mundo y, si se cumplen las previsiones, se espera que el volumen mundial se duplique para el año 2026. Estar a la altura de los crecientes volúmenes de paquetería y de las demandas de los consumidores requiere un enfoque moderno, por lo que es esencial adoptar nuevas tecnologías y soluciones inteligentes. Por esta razón, un segmento creciente de comercios y transportistas está empezando a experimentar con la entrega robótica en forma de vehículos autodirigidos, drones y robots de entrega autónomos

Aunque pueda sonar a ciencia ficción, las implementaciones prácticas se avecinan en un futuro próximo. El gigante del comercio electrónico Amazon ya ha invertido alrededor de 530 millones de dólares en la empresa de coches autónomos Aurora para cambiar la forma de entregar los paquetes. Pero no es el único. Sin ir más lejos, este verano Restalia Holdings comenzaba las pruebas piloto para realizar las entregas de comida de sus restaurantes TGB-The Good Burger en España mediante drones.  

Aunque los robots de entrega están todavía en sus inicios, tendremos que acostumbrarnos a que en un futuro próximo desaparezca el repartidor. Incluso ahora, lo vemos cada vez menos debido al auge de las taquillas para paquetes. 


2. La entrega flexible como norma 


Los consumidores quieren elegir ellos mismos dónde, cuándo y cómo se entrega el pedido. Como resultado, la demanda de entregas para el mismo día está creciendo rápidamente y se estima que éstas y las instantáneas alcancen una cuota combinada del 20% al 25% de todo el mercado de entregas de última milla para 2025.

Sin embargo, esto es solo el comienzo, ya que un 85% de los consumidores afirma que la flexibilidad en las opciones de entrega es importante para ellos y otro 78% incluso prefiere cambiar la franja horaria de entrega cuando un paquete ya está en camino. Para realizar una compra, el consumidor quiere poder elegir: entrega al día siguiente, el mismo día, entrega sostenible o incluso el día establecido, según el estudio de consumidores realizado por Sendcloud.

Para satisfacer esta demanda, los transportistas ofrecen cada vez más servicios de entrega premium. Por ejemplo, Royal Mail empezó a realizar entregas los domingos a partir de marzo de 2021 y DHL ha lanzado una aplicación para que los clientes tengan sus entregas al alcance de la mano. La nueva empresa Budbee está reinventando toda la experiencia de entrega ofreciendo a los clientes total libertad a través de su aplicación. En definitiva, la tendencia a la flexibilidad ya no puede ignorarse.

3.- La “inteligencia de direcciones”, clave del éxito 


Con el creciente volumen de paquetes, el error en las entregas se está convirtiendo en un problema cada vez mayor. La imposibilidad de entregar un paquete no solo causa frustración a los consumidores y a los repartidores, sino que también supone un coste importante. El Big Data puede ayudar a que la última milla sea más eficiente y a un aumento del éxito en las entregas.

Para equilibrar la relación coste-servicio, las empresas de paquetería deben controlar los costes de entrega a nivel de cliente: ¿qué entregas y clientes aportan realmente beneficios? La «inteligencia de direcciones» puede ayudar a identificar redes y opciones de entrega (y devolución) alternativas para zonas concretas. Por ejemplo, en el centro de Ámsterdam la mayoría de las casas están vacías durante el día, por lo tanto, no tiene sentido enviar a un repartidor en horario comercial. Basándose en la «inteligencia de direcciones», es más eficiente ofrecer una entrega en horario nocturno.

Una forma sencilla de aplicarla es identificar en la primera fase del proceso de compra cómo quiere el cliente recibir su paquete. Ya en la verificación final, los minoristas pueden ver cómo lo quiere para asegurarse de que los procesos logísticos se ajusten en consecuencia. De este modo, tanto los minoristas online como los transportistas pueden adaptar sus cadenas de suministro para ser más eficientes.

4. El Pacto Verde urge a invertir en la entrega sostenible 


La entrega ecológica es un tema candente desde hace años. Sin embargo, con la firma del Pacto Verde europeo en julio de 2021, la búsqueda de métodos de entrega sostenibles es más urgente que nunca. En este pacto, los países europeos acordaron esforzarse por lograr una reducción del 55% de las emisiones para 2030, un primer paso de la neutralización del carbono, fijada para el año 2050. Una de las formas de alcanzar este ambicioso objetivo es reducir las emisiones de los camiones de reparto en un 50%.

No es de extrañar, pues, que muchos transportistas estén invirtiendo masivamente en compatibilizar sus operaciones con el medio ambiente. Por ejemplo, DHL ha invertido este año en sus primeros camiones eléctricos, y DPD quiere implantar únicamente vehículos que emitan muy poco o nada de CO2 en las 225 ciudades más grandes de Europa para 2025. Sin embargo, todavía hay mucho que ganar cuando se trata de este tipo de entregas, por lo que es lógico que esta tendencia continúe en los próximos años. 

5. Carrera contrarreloj: la verdadera importancia del plazo de entrega

2021 ha sido definitivamente el año del repartidor exprés. Grupos como Zapp, Getir, Flink y Gorillas han hecho grandes avances masivamente en las ciudades europeas. ¿Cuál es su promesa? “En 10 minutos tu compra está en la puerta de tu casa”. Los millennials están utilizando este servicio de forma masiva, pero a su vez, hay muchas preocupaciones sobre ello. Por ejemplo, ¿hasta qué punto es sostenible y recomendable la entrega exprés?

A su vez, vemos que los consumidores se están volviendo, en general, más pacientes en relación al tiempo de entrega de los pedidos online. Mientras que en 2020 los consumidores esperaban este tipo de pedidos en un plazo máximo de 4 días, ahora están dispuestos a esperar hasta 5. Al parecer, los consumidores quieren ciertos pedidos en un tiempo determinado, mientras que en otros casos son bastante pacientes. Esto lleva a la reflexión de cara al año que viene: ¿qué determina el tiempo de entrega que se prevé?

6.- Aumentan las suscripciones de envío


Con Prime, Amazon fue uno de los primeros en idear una suscripción de envío
: por una cantidad fija al mes o al año, los consumidores pueden disfrutar de todo tipo de ventajas, como descuentos en los envíos y opciones de entrega premium. Hoy en día, este modelo lo ofrecen un número cada vez mayor de marcas, como Asos, con Premier Delivery y Zalando con Plus. Y es que las suscripciones de entrega están demostrando ser un movimiento de oro para atraer a los consumidores a largo plazo y aumentar las conversiones.

Dado que los consumidores hacen cada vez más pedidos online, las suscripciones de envío son cada vez más tentadoras. Al fin y al cabo, cuanto más se pida, mayor será el beneficio. En consecuencia, para 2022, las suscripciones de envío prometen desempeñar un papel cada vez más importante en la estrategia de entrega de los minoristas online. Aunque ahora solo vemos suscripciones en los grandes comercios y marketplaces, será un reto para los pequeños minoristas responder adecuadamente.

Puedes leer Cómo montar un comercio online aquí.